Sin duda, una de las principales características del nuevo iPhone 5S es el sensor biométrico que el dispositivo incorpora en el botón de home, algo que Apple ha decidido llamar Touch ID.

De acuerdo con los de Cupertino, esta tecnología no sólo está diseñada para funcionar con las huellas dactilares, sino también con otras partes de la mano. Lo que Apple no nos dijo, es que Touch ID también es compatible con gatos y pezones (de humanos).

Así es, las especificaciones del iPhone 5S se han quedado cortas en comparación con la curiosidad de los usuarios, así lo demuestra un video publicado por TechCrunch en el que prueban el nuevo botón con la pata de un pequeño felino.

Como si lo anterior no fuera suficiente, unos japoneses decidieron usar esta función con su pezón. Lo más interesante de todo, es que por más ridículo que pueda sonar, Touch ID detectó las diferencias entre los pezones de dos usuarios distintos, dándole acceso únicamente al usuario original.

Al parecer nadie en Apple vio venir este tipo de usos “no oficiales”.

vía Kotaku

temas