Hoy en día, los teclados táctiles son comunes y permiten a los usuarios teclear los textos con una velocidad cada vez más rápida en los dispositivos móviles . Pero es importante recordar que hace tan sólo seis años, en la era de BlackBerry y Nokia, los teclados físicos eran la única solución en el mundo móvil, un gran obstáculo de Apple necesitaba superar a fin de que su nuevo teléfono inteligente fuera un éxito. Y para resolver todas las problemitas y los bugs, el principal motor de inspiración de los ingenieros de Apple  –y de muchos otros– fue Los Simpson.

Hace algunos años, una de las principales prioridades para Scott Forstall, el entonces vicepresidente del  software iOS de Apple, fue encontrar una manera de optimizar el teclado en la pantalla. Él sabía que si no lograba encontrar una manera de hacerlo funcionar, el principal medio de interacción en el iPhone sería un fracaso. Incluso el CEO de Microsoft, Steve Ballmer, declaró que el iPhone no tendría éxito porque no contaba con un teclado físico. Lo cierto es que todo su equipo sabía muy bien a lo que se enfrentaban, porque años antes Apple había intentado comercializar sin éxito una interfaz táctil que fue la burla de la industria, la Apple Newton.

Apple_Newton_and_iPhone

Para dejar en claro lo mucho que se rieron del dispositivo, hay que recordar un capítulo de Los Simpson. En 1994, durante la sexta temporada de la serie, Matt Groening y compañía arremetieron contra el recién lanzado Newton, que entonces era conocido como lo más prometedor, especialmente en relación con el reconocimiento de escritura a mano. En una de las escenas del episodio, Kearney y Dolph, dos de los matones en la serie, deciden tomar una nota. Uno de los personajes recogidos escribe: “Beat Up Martin” (dar una paliza Martin)  y la Newton lo reconoce y tergiversa como: “Eat Up Martha” (comer a Martha). Decepcionado por el resultado, Kearney entonces lanza el Newton a la cabeza de Martin, lo único para lo que esa tablea primitiva era buena.

En los pasillos de Apple , mientras se trabajaba sobre el teclado, siempre podía escucharse la frase: “Come Up Martha”. Como una forma de recordar que si no conseguían concentrarse en la misión de perfeccionar el teclado táctil todo lo que podrían hacer sería “comer Marthas”.

9359439239_5ecc64277f_z

Al final Apple decidió organizar un hackatón de una semana para que el proyecto del teclado fuera por fin superado. El principal obstáculo era que los puntos de contacto que se iban a realizar en el teclado eran mucho más pequeño que el tamaño físico de un dedo pulgar. El equipó ya había intentado nuevas ideas para mejorar el rendimiento , incluyendo la idea de auto-corrección, el hackatón dio a luz conceptos más salvajes. Algunas de las ideas más locas incluían un teclado virtual más grande que se desliza hacia atrás y adelante a medida que vamos de un extremo o el otro, es decir, si un teclado actual es de 320 píxeles de ancho, ese sería de unos 500 píxeles y se desplazaría sobre la base para escribir, algo muy incómodo.

Actualmente los teclados de Apple son plenamente funcionales, pero aún poseen algunos errores. ¿A quién no le ha pasado que quieres escribir jajaja” y el iPhone manda automáticamente la palabra “jícama”? Tal vez en Apple algunos todavía sigan comiendo Marthas.

fuente Co.Design

temas