La compañía ha modificado sus políticas de devoluciones debido a cambios en los derechos del consumidor en Europa.

A partir de ahora, los compradores europeos de cualquier clase de contenido digital en las tiendas de Apple tendrán la opción de devolverlo si éste no es de su agrado o si presenta problemas de cualquier índole, siempre y cuando sea dentro de un periodo de 14 días. La compañía no impone como requisito el tener que dar motivos para devolver el producto.

El cambio se ha dado únicamente en la Unión Europea gracias a las nuevas directivas de derechos del consumidor que se aplican actualmente en todo el continente, lo que significa que no únicamente Apple debe de modificar este tipo de medidas, sino todas las compañías que presten servicios digitales en la región. Esto podría significar una alta probabilidad de que los clientes del resto del mundo no puedan hacer devoluciones injustificadas de sus productos próximamente y es impreciso saber si existirá algún tipo de control hacia muchos de los usuarios que harán uso de esta opción como una manera improvisada de renta de contenido, devolviéndolo apenas termine de usarlo.

Previamente ya era posible hacer devoluciones a pesar de las estrictas políticas de Apple que dictaban que cada compra era definitiva, pero que con suerte y una buena justificación, de vez en cuando algunos clientes adquirían un reembolso.

vía The Verge

fuente 9to5mac

temas