Sin importar las advertencias de Toei Animation y la embajada de Japón, el capítulo 130 se transmitió en las plazas públicas de México.

¿Qué no podría hacer un mexicano promedio por Dragon Ball? ¿Quién en su sano juicio no elevaría sus manos al cielo para brindar un poco de su energía a Goku cuando de formar una Genkidama salvadora se trata? ¿Qué mexicano no transgrediría la ley para apoyar a los amados personajes de Akira Toriyama en un momento crucial? Cualquier mexicano promedio lo haría, sin importar la edad. Ha quedado demostrado este fin de semana que, más que la selección nacional de fútbol, Dragon Ball nos representa.

Este sábado 17 de marzo se transmitió el capítulo 130 de Dragon Ball Super, penúltimo de la saga, y muchos de los gobiernos municipales del país organizaron la transmisión del episodio en las plazas públicas, pesé a que Toei Animation advirtió sobre las consecuencias legales de hacerlo de forma “pirata” e incluso intervino la embajada de Japón en México.

Pero la transmisión se realizó. Ciudades de Querétaro, Michoacán, San Luis Potosí, Hidalgo, Zacatecas, Guanajuato, Sonora, Tamaulipas y más estados tuvieron eventos relacionados con la pelea entre Goku y Jiren. ¡No fueron pocos!

En Ciudad Juárez, Chihuahua, llegaron más de 10 mil personas y, de acuerdo con las declaraciones del presidente municipal, Armando Cabada, lo hicieron hasta con permiso de Shenlong:

En Ciudad Madero, Tamaulipas, también llegaron a un acurdo con Crunchyroll y más de 5 mil otakus pudieron disfrutar de la transmisión. Al finalizar hubo un concierto con Adrían Barba ¡Uf!

Mismo caso se dio en Querétaro. Llegaron 3 mil 500 personas al Jardín Guerrero, ubicado en el Centro Histórico. EL siguiente par de videos pueden ser más ilustrativos sobre como estuvo el ambiente.

En Cuernavaca, Morelos, aunque no hay cifras oficiales, basta ver las imágenes de lo llena que estaba la Plaza de Armas para darnos una idea del tamaño de la fanaticada en el “lugar de la eterna primavera”.

En Cajeme, Sonora… ¡Todos a coro desde el opening!

Y en Córdoba, Veracruz, todos cooperaron con un poco de su energía para la Genki-dama.

Pero México no fue el único lugar en el que se transmitió de forma pública el capítulo 130. En Machala, Ecuador se reunieron 10 mil personas y en San Salvador, El Salvador, otros tantos miles.

Así pues, nuevamente queda claro del gusto del mexicano por el anime y el manga, en especial por Dragon Ball. La pregunta de hoy es ¿Será La Mole Comic Con o la Conque quienes se vistan de héroes y traigan por fin a a Akira Toriyama a nuestro país? El tiempo corre amigos.

temas