Toei se enteró de las proyecciones públicas de Dragon Ball Super y al parecer no le hicieron mucha gracia.

A Toei no le ha hecho ninguna gracia que los gobiernos de varias ciudades en México estén organizando proyecciones públicas del próximo capítulo de Dragon Ball Super. A través de su cuenta de Twitter, el estudio de animación confirmó que no ha dado ninguna autorización para dichas exhibiciones.

Por si a alguien le quedaba alguna duda, en su comunicado Toei señala que la compañía no autoriza ni apoya ninguno de estos eventos. Además, aclaran que sus títulos no endosan ni patrocinan a ninguna institución ni partido… aunque los políticos quieran hacernos creer que hasta Goku votará por ellos.

Según Toei, este tipo de “proyecciones ilegales” invitan a la piratería, por lo que hacen un llamado a los fans para que disfruten de sus contenidos en plataformas oficiales y apoyen así “el trabajo de miles de personas”.

Mientras tanto, parece que los planes de gobiernos municipales, bares y restaurantes en México siguen en pie, y este próximo sábado 17 de marzo se proyectará en muchos lugares el penúltimo capítulo de Dragon Ball Super.

fuente Toei Animation (Twitter)

temas