La última creación de IBM es una computadora pequeña que cabe en la punta del dedo.

A pesar de ya no ser el gigante que dominó la computación en los años setenta y principios de los ochenta, IBM sigue siendo una de las más importantes empresas tecnológicas del mundo, enfocándose en mercados como el almacenamiento en la nube y la nanotecnología.

Ahora, durante el IBM Think 2018, su evento más importante del año, la compañía presentó la computadora más pequeña del mundo.

Esta diminuta computadora tiene el tamaño de un grano de arroz (1 x 1 mm), el poder de cómputo del chip x86 de 1990 y una memoria SRAM. Si bien es cierto que su capacidad de procesamiento no es nada en comparación con los estándares actuales, su tamaño le permite ser versátil y eficaz en sus dos principales usos: el blockchain y tareas básicas de inteligencia artificial.

La idea es que varias de estas minicomputadoras se vinculen entre sí, permitiendo monitorear, analizar, comunicar y actuar sobre los datos que provean para aplicaciones de blockchain. De entrada, IBM cree que sus primeros usos serán el rastreo de envíos de productos, la detección de robos en almacenes, además de tareas relacionadas con la inteligencia artificial, como la jerarquización de datos en un programa.

Lo más interesante de todo es que la pequeña computadora de IBM tendrá un costo de fabricación increíblemente barato: diez centavos de dólar (2 pesos) por unidad. Por el momento la minicomputadora sigue en fase de desarrollo, pero IBM cree que tendrá lista una versión completamente funcional en poco tiempo.

vía Mashable

temas