El bot es especialista en resolver problemas relacionados con parquímetros.

Joshua Browder, un joven londinense de 18 años, estaba enfurecido en contra de la ley de parquímetros cuando se dio cuenta de que había acumulado 30 multas en unos cuantos meses, la mayoría de ellas injustas, por estacionar mal su auto, o exceder el tiempo de parqueo en un sitio público, a pesar de que en la mayoría de las ocasiones no aparecía señalado claramente cuanto era ese tiempo.

Revisando la legislación local, el joven se dio cuenta de que la mayoría de las multas podían apelarse. Lamentablemente también se dio cuenta de que el sistema de apelación era inmensamente engorroso. Buscando solucionar el problema, Browder, un programador amateur, usó su tiempo libre para dar forma a lo que el llama “el primer abogado robot”.  En realidad se trata de un bot que tiene programado a detalle toda la legislación de aparcamiento de Londres, y ayuda a determinar con preguntas fáciles y sencillas los puntos que podrían tumbar un caso de este tipo, hasta dejar a punto la apelación sin necesidad de consultar a un abogado.

“Creo que las personas que reciben multas de aparcamiento son las más vulnerables de la sociedad. Estas personas no están buscando romper la ley. Creo que están siendo explotados como fuente de ingresos por los gobiernos locales. Se que no le agrado al gobierno, pero al menos a las personas con multas por parquímetro sí”, indicó Browder.

Inicialmente el bot fue probado por su creador y sus amigos, siendo un éxito. Hace 21 meses Browder, ahora de 19 años y estudiante de la Universidad de Stanford, lanzó DoNotPay, una app gratuita que se conecta al bot y ayuda a cualquier londinense en su proceso de apelación.

El “abogado de inteligencia artificial” ya está disponible también en Nueva York, llevando una marca ganadora en la mayoría de sus casos. En los 24 meses que lleva en circulación el bot ha tenido a su cargo 250,000 casos y ha ganado 160,000, es decir, tiene un éxito en el 64% de los casos. Gracias a esto, el bot ha ahorrado en conjunto 4 millones de dólares a sus clientes.

¿Este será el inicio de un mundo sin abogados? ¿Se imaginan algo así?

fuente The Guardian

temas