El emprendedor británico James Dyson, responsable de varios inventos tecnológicos, escribió un artículo para el Financial Times en el que sugiere al gobierno inglés apoyar económicamente a todo joven que decida estudiar  ingeniería y carreras relacionadas con la investigación científica.

En la publicación Dyson menciona que en 2013 no pudo cumplir su meta de contratar 120 ingenieros para desarrollar sus innovaciones, debido a que no hay suficientes personas con esa formación en el Reino Unido. Peor aún cuando la meta de este inventor británico es tener a 3,000 personas trabajando en su centro de investigación y desarrollo en el poblado de Wiltshire (Inglaterra), una tarea complicada por la falta de talento en ingeniería.

Dyson advierte en su articulo que la solución para el problema está en la educación y en apoyo gubernamental:

“La solución está en las raíces: la educación. No deberíamos tenerle miedo a ofrecer incentivos económicos para impulsar a los estudiantes más brillantes a que estudien áreas vitales para el interés nacional. Dejemos que aprendan las habilidades que necesitamos para construir las plantas de energía del futuro británico, los trenes de alta velocidad y las tecnologías exportables. Recuperaremos el costo rápidamente”.

Asimismo, el británico asegura que otra forma de ayudar a combatir la escasez de ingenieros en su país, es seguir el ejemplo de Canadá. Y es que, a diferencia de Reino Unido, los canadienses le ofrecen trabajo a los extranjeros que realizan estudios relacionados con ese tipo de carreras:

“Debemos mantener a los estudiantes extranjeros de ingeniería que estudian aquí. (…) Tomamos su dinero y les damos nuestro conocimiento. Pero luego los echamos, despachando a ingenieros recién entrenados a naciones extranjeras. Nuestros expertos deben estar entrenando en la competencia”.

vía International Business Times

fuente Financial Times

temas