Mientras se publican fotos de cazadores furtivos que presumen sus presas sin escrúpulo alguno, un grupo de jóvenes mexicanos desarrolló un juego que reúne fondos para la preservación de especies animales en peligro de extinción.

CuPop es el nombre de este juego que al estilo del famoso Candy Crush o Bejewled reta a los jugadores a distribuir bloques para poder generar, puntos, resolver retos y avanzar en el juego. La diferencia es que aquí en lugar de ser bloques de colores, son figuras de animales en peligro de extinción como pandas, tortugas y rinocerontes.

Oscar Rodríguez, Eduardo Iglesias y Paul López son los fundadores de CreceApps, la compañía encargada del desarrollo de este proyecto y que cuenta con el apoyo de Naranya, empresa dedicada a impulsar la innovación y el desarrollo de productos tecnológicos rentables y que cada año lanza el Reto Naranya, que en esta ocasión se vinculó con el Global Entrepreneurship Week.

CuPop

Aunque la aplicación es gratuita, dentro se pueden comprar mejoras e items virtuales para mejorar la experiencia de juego. Lo interesantes es que parte de estas ganancias generadas serán donadas a la AIESEC (Association Internationale des Étudiants en Sciences Économiques et Commerciales) con el fin de apoyar iniciativas para ayudar a preservar especies de animales amenazadas así como problemas ambientales.

Por el momento, el juego sólo está disponible para iOS desde la App Store y cuenta con muy buenas reseñas, aunque también se espera que muy pronto salga la versión para Android. Tal vez es hora de dejar a un lado Candy Crush y jugar por una buena causa.

fuente Diario TI

temas