Mercedes Benz entrega la séptima generación de la Clase S combinando tecnología vanguardista y lujo

La clase S de buques insignia de la firma automotriz alemana, trae mejoras tanto estéticas como técnicas.
(Mercedes-Benz)

El lanzamiento de la séptima generación del buque insignia de Mercedes-Benz,Clase S,  fue virtual pero de todas maneras nos dejó con la boca bien abierta. El modelo que desde hace décadas es la afirmación de la a marca de la estrella como la vanguardia del lujo automotriz, no decepcionó en absoluto y sorprendió en todos los aspectos.

Las dimensiones aún más generosas, el renovado diseño exterior, el interior opulento y elegante, las nuevas opciones de seguridad que dejan atrás a la competencia y la multitud de mejoras tecnológicas darán de que hablar por un buen momento.

Entre las novedades destaca la nueva generación del infoentretenimiento Mercedes-Benz User Experience o MBUX, una pantalla OLED enorme con retroalimentación háptica, suspensión de aire que se eleva en caso de colisión para proteger a los pasajeros, bolsas de aire traseras y dirección en el eje trasero para mejorar la maniobrabilidad a velocidades altas y para un radio de giro más pequeño a velocidades bajas.

Mercedes ofrecerá el sedán con un motor de seis cilindros en línea 3.0 litros turboalimentado de 429 hp en el S500 o un motor V-8 de 4.0 litros biturbo de 496 hp en el S580. Ambos trenes de potencia se complementan con un sistema híbrido de 48 voltios (llamado EQ Boost) y se combinan con una transmisión automática de nueve velocidades y tracción total 4Matic. También se anunció una nueva unidad híbrida enchufable que, según se afirma, proporcionará al nuevo S580e una autonomía eléctrica de más de 97 km (62 millas).

El exterior fue rediseñado de manera sutil y le inyectó un aire definitivamente más atractivo y joven a esta nueva generación. En palabras del encargado de su diseño exterior el concepto clave fue el “lujo análogo”. Ejemplo de ello en el exterior son las manijas de puerta extraíbles que surgen cuando el conductor se acerca del vehículo y que dan una ligera retroalimentación al usarlas.

El trazo de la carrocería se hizo más puro y la parrilla ligeramente más ancha. Las luces traseras tienen un diseño fresco y con más presencia con un panel led que reafirma su personalidad tecnológica.

Los faros son ahora más planos y alargados y su tecnología merece ser explicada. La Clase S viene con faros LED de matriz que utilizan 84 módulos LED, lo que ofrece 84 píxeles de resolución que dan una precisión y calidad de luz fuera de serie. Esto ha permitido a Mercedes-Benz personalizar el flujo de luz y mostrar iconos como una excavadora en las zonas de obras viales.

Las luces digitales ofrecen una proyección de luz alrededor de 100 veces más precisa que las luces LED de matriz y podrían usarse en el futuro para proyectar símbolos en la carretera para alertar a otros conductores de peligros o comunicar si el automóvil está en modo de conducción autónoma.

El interior de la cabina añade a su ya amplio despliegue de comodidades cojines calefactables para los reposacabezas traseros y no se olvida de su piloto y copiloto ofreciendo asientos delanteros con reposacabezas con calefacción y diez modos de masaje diferentes. Mercedes ha agregado también más espuma acústica que nunca para mantener la cabina agradable y silenciosa.

Pero el elemento inmediatamente reconocible del interior es el despliegue de hasta cinco pantallas que funcionan en perfecta armonía gracias al MBUX. Este se presenta en una pantalla de 12,8 pulgadas ubicada en el centro de la cabina, utilizando capas OLED apiladas para crear un efecto 3D.

Este sistema también ofrece retroalimentación háptica para no dejar de lado el aspecto físico y análogo. Funciona al unísono con una cámara superior capaz de rastrear y monitorear los movimientos y gestos del conductor. Por ejemplo, si el conductor mira hacia el lado izquierdo o derecho del automóvil y va a ajustar los espejos, el vehículo alternará automáticamente ese espejo para ajustarlo.

Mira por la ventana trasera por encima de tu hombro con el quemacocos abierto y el automóvil lo cerrará automáticamente.

MBUX 2.0 incluso analizará la carretera y cerrará automáticamente las rejillas de ventilación, el quemacocos y las ventanas si estás a punto de ingresar a un túnel. Los regresa a sus posiciones originales al salir del túnel.

Los avances de seguridad también merecen una mención. La clase S ahora está equipada con el Pre-Safe Impulse Side. Es un nombre extraño que esencialmente significa que cuando el sistema de radar de la Clase S detecta que algo está a punto de golpear el automóvil desde un costado, todo el vehículo se eleva ocho centímetros para desviar la fuerza de la colisión inminente al marco de la puerta propiciando que el impacto sea absorbido por la estructura del vehículo.

Finalmente, Mercedes está agregando bolsas de aire traseras a sus asientos traseros. Mercedes describió cómo se despliega el sistema: “las estructuras cilíndricas y tubulares se inflan con gas comprimido y despliegan una estructura en forma de ala. Un airbag grande, se despliega entre las dos alas, y este se infla con el aire circundante a través de válvulas”.

Los “tubos”, en realidad, forman el interior de la bolsa, que se expande para amortiguar la cabeza del pasajero si se tambalea hacia la parte trasera del asiento delantero en una colisión. La compañía dice que la flexibilidad de la bolsa y su diseño la hace adecuada para adultos, niños y asientos para niños.

Podríamos seguir enumerando todos los detalles, avances y gozadas tecnológicas de la serie S 2021 pero nos esperaremos a poder probarlo para ustedes y reseñarlo con lujo de detalles. Si deseas obtener más detalles sobre el nuevo buque insignia de Mercedes-Benz la marca ha desplegado una página con información exhaustiva sobre todos los avances de esta nueva generación. Pueden verla dando click aquí.