Así se diseñó el sonido del motor eléctrico del Jaguar I-PACE

El diseñador de sonido Richard Devine revela los secretos que están detrás de la forma en la que ruge el Jaguar I-PACE.
Jaguar I-PACE | Fuente: Jaguar

El futuro de los autos eléctricos se está forjando mientras hablamos. Parte de este futuro pasa desapercibido por muchos y es tema recurrente del troll de autos eléctricos promedio: el sonido que emiten o, para ser más claros, el que no emiten.

Los autos eléctricos son ultra silenciosos. Esto es puro beneficio hasta que consideras a las personas con discapacidad visual que se guían más por el sonido. Esto es lo que llevó a Jaguar a buscar a un diseñador de sonido como Richard Devine para que lograra crear la nueva firma sónica de sus autos eléctricos y en particular del I-PACE.

El proceso complejo que implica realmente ponerse a pensar y crear el sonido característico de un auto eléctrico es algo fascinante. Lo es, aún más, si es para una marca que es conocida por el sonido de sus bólidos icónicos: Jaguar.

Jaguar I-PACE es SUV 100% eléctrico | Fuente: Jaguar

La marca británica acertó al invertir una suma importante de dinero en el diseño sónico de su flamante EV y, al hacerlo, en dirigirse al artista y diseñador de sonido Richard Devine. En una entrevista con el sitio A Sound Effect, Devine revela las piezas que fueron clave en esta (re)invención del sonido de un Jaguar.

“Hicimos una investigación interna y trabajamos en un prototipo de automóvil para el que hice un diseño de sonido inicial, para probar diferentes tecnologías antes de que lanzaran el Jaguar I-PACE al mundo. Queríamos asegurarnos de que lo que estábamos haciendo iba a funcionar, por lo que hubo muchas pruebas y errores”, explicó Devine y reveló que este no fue su primer proyecto con la compañía.

La principal razón para crear un sonido para autos eléctricos es que en Reino Unido la ley establece que deben emitir un sonido para que las personas con discapacidad visual pudieran escuchar los coches que se acercaban. “No hay nada realmente mecánico en el automóvil que genere suficiente sonido, por lo que presentó un nuevo problema sonoro que no existía antes”, planteó durante la entrevista.

Devine trabajó en dos sonidos diferentes para Jaguar, “uno que se escucha dentro del automóvil y luego uno similar pero diferente para el exterior”, además de “una tonelada de otros sonidos como: sonidos de error del sistema, todos los sonidos del sistema de navegación de la pantalla táctil, el sonido exterior del motor EV y el sonido del motor para el interior” hasta “los sonidos de las luces intermitentes izquierda y derecha”.

Richard Devine es un afamado músico electrónico que ha trabajado con disqueras de la talla de Schematic, Warp Records y Detroit Underground, diseñado sonido para como Google y Nike. Ahora le dio voz al rugido del Jaguar | Fuente: Planet Mu

Para lograr cubrir todas las áreas del auto, “todo tenía que tener un marcador de identificación”, de esta manera el usuario entendería lo que estaba haciendo el auto. Devine tuvo “que idear un lenguaje sónico para el coche” y “cualquier sonido que el conductor o usuario escuchara repetidamente, como los sonidos de advertencia o notificación que surgen avisando de un peligro en la carretera, o las campanas del cinturón de seguridad o los pitidos de inicio”.

El diseñador profundizó al notar que también era necesario “encontrar el equilibrio correcto de articulación”, es decir, ¿qué tendría que comunicarle el vehículo a la persona a bordo y de qué manera le daba una connotación adaptada en tiempo real por el estado del vehículo? Por ejemplo, si la indicación era la carga de la batería, el sonido podría comunicar cuál era su carga actual.

Para Devine la experiencia rozaba con la ciencia ficción pues “en cierto modo, era casi como inteligencia artificial” y el sentimiento era de extrañeza. Para el diseñador “nos estamos moviendo hacia el ámbito de la tecnología que te conoce a ti y a tus hábitos.”

Todo este salto tecnológico que estamos emprendiendo nos obliga a “abrir los ojos y oídos”, según el artista, pues damos “por sentado todas las cosas que tiene un automóvil mecánico, como las vibraciones y el ruido del motor mecánico”. Bromea al hablar del auto híbrido de su suegra el cual cambia a modo eléctrico y al hacerlo Devine siente que “el auto se me acaba de morir.”

Para él, manejar un auto de gasolina es “una experiencia completamente diferente”, sobre todo, “cuando aprietas el acelerador”. El proyecto se presentó como un nuevo reto pues para Devine lo suyo es lanzarse “en nuevos proyectos que utilicen el sonido de una manera en la que no he trabajado antes” y esto le “ parecía algo fuera de lo común y realmente interesante”.

El diseñador ya había trabajado en un sinnúmero de proyectos para televisión, videojuegos y largometrajes, al igual que para diseñar sonidos de interacción de usuario para apps de Google pero para Devine la diferencia clave era el tiempo que tienes que interactuar con el sonido: “Con un automóvil, toda una familia podría pasar horas allí en un viaje en automóvil a la playa. Puedes pasar 17 horas en un coche. Y el sonido del motor es algo que escuchas todo el tiempo.”

Para él, el proceso para crear la serie de sonidos del I-Pace “fue extraño e inusual porque tuve que trabajar con especificaciones de altavoz muy peculiares porque tienen altavoces que están fuera del automóvil y hay diferentes altavoces que están dentro del automóvil. Entonces, lo que el pasajero y el conductor escuchan dentro del automóvil es en realidad bastante diferente a lo que los peatones y las personas escuchan fuera del automóvil.”

Además de eso, el crear una personalidad sónica implicaba empaparse de la marca y su identidad de casi un siglo. El artista explica que le “enviaron numerosas tablas de conceptos, puntos de referencia visuales e información sobre la marca y el legado de la empresa” y que le mostraron conceptos clave del estilo de vida y “lo que significa su marca: modernidad, elegancia técnica, artesanía, precisión, confianza…”.

En el centro de todo esto estaba lo más importante, el sonido del motor o, como lo describe Devine, el “ronroneo” del motor Jaguar. “Un motor Jaguar tiene un “ronroneo”.” Para empezar a develar sus secretos fue con un concesionario jaguar y grabó toda una gama de motores nuevos y de modelos pasados. También los sacó a la pista para poder grabarlos a diferentes revoluciones por minuto y escuchar los diferentes matices sonoros que los motores emitían.

“Escuché los armónicos y tomé notas. Escuché algunas similitudes entre todos los sonidos del motor” y luego, comenta Devine, al regresar al estudio, “volví a re sintetizar esas grabaciones del motor”. Pero, justamente, Jaguar “no quería necesariamente que hiciera un sonido de “motor”. La marca quería “rastros del pasado” en el sonido pero, al mismo tiempo, que fuera moderno.

Para ello Jaguar le envió algunos sonidos “que les gustaron como referencia, como los podracers en Star Wars y las motos en TRON”. Para poder acomodar estas diferentes necesidades el autor le apostó a “jugar con los armónicos” y construyó diferentes “modelos de motor” gracias a diferentes tipos de síntesis: “Hice muchos, muchos “modelos de motor” hasta que finalmente llegamos a un grupo de “modelos de motor” que realmente les gustó.”

En el dia a dia, Devine mandaba sus “modelos de motor” al Reino Unido y, gracias a un sistema binaural instalado en el auto, el diseñador podía escuchar en tiempo real lo que estaba sucediendo adentro del auto incluyendo el sonido ambiente y el ruido del viento y, de esta manera, “recibir retroalimentación de inmediato cada vez que realizaban una prueba de manejo”.

Para crear el sonido experimentó con todo tipo de grabaciones de “ronroneo” como “colibríes y aspas de ventilador y pequeños motores que emulaban el “ronroneo” de Jaguar” pero al final se decantó por crear o, sintetizar, el sonido desde cero.

Dada su amplia experiencia en hacer “parches” o sonidos para sintetizadores e instrumentos virtuales y su know how como artista esto era pan de cada día para él o, como afirma, “si me das ondas sinusoidales, puedo hacer el sonido que quieras.”

Utilizando la síntesis de tabla de ondas, explica Devine, “puedes dibujar diferentes formas de onda que tengan diferentes armónicos y cosas sucediendo. Cuando colocas todas esas capas, obtienes diferentes tonos y diferentes armónicos […] obtienes un sonido global de varias capas que forma el tono del motor.” El diseñador concluye que “fue la única forma real en que pudimos lograr el sonido que quería Jaguar.”

Para Devine la marca estaba en “un territorio desconocido, tratando de crear este nuevo conjunto de sonidos de automóviles” y él, inventaba a medida que avanzaban juntos. Al encontrar las soluciones la meta siempre era la misma: “crear sonidos que le den retroalimentación al usuario sobre lo que está sucediendo con el automóvil”.

Al final, el sonido que creó Richard Devine siguió lineamientos conceptualizados por él para lograr “una experiencia elegante y lujosa”, en donde “nada sonara anticuado”, y esto combinado con peticiones de Jaguar “que no quería algo demasiado techie” ni algo “demasiado Matrix o Predator, nada súper tecnológico”.

La marca quería algo simple, cálido y refinado por lo que Devine se limitó a tres términos y les entregó lo que hoy conocemos como un sonido “elegante, con clase y moderno”. Richard Devine entregó la hoja de ruta de lo que esperamos será la creación sonora que tanto les hace falta a muchos de sus competidores.

***

Si te gustan los autos eléctricos, entonces checa nuestra reseña del BMW i3s REX 2020. Un icónico auto premium que desató la moda eléctrica de movilidad urbana. Checa más video reseñas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO