La versión infantil del servicio de videos estaría colocando publicidad disfrazada en las transmisiones de sus canales.

Google ha sido denunciada ante la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) por 10 diferentes asociaciones defensoras de la infancia, acusada de realizar “prácticas desleales, injustas y engañosas” en su aplicación para niños YouTube Kids. De acuerdo con los demandantes, dentro de la selección de vídeos de la aplicación se encuentra mucho contenidos que es difícil de catalogar como contenido original, y bordan la línea de ser anuncios de productos comerciales.

La demanda sostiene que Google ha quebrantado leyes de protección a los consumidores, al incluir en varios de sus canales, supuestamente de contenido enfocado a los niños, varios videos que en realidad son anuncios comerciales protagonizados por los mismos personajes de dibujos animados que aparecen en otros cortos de los mismos canales.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=pHGGaLIj_sA]

Asimismo, los inconformes sostienen que YouTube Kids no indica claramente quieénes son los dueño de los canales, algunos de los cuales son propiedad de Disney Car Toys, HobbyKids TV, Fisher Price, McDonalds, The Engineering Family, Toys Review Toys, All Toy Collector y otras compañías. De igual forma los quejosos también sostienen que muchos de los videos son comerciales encubiertos bajo la figura del unboxing.

“Queremos que Google retire los vídeos de unboxing de la aplicación. No se revela quién está realmente detrás de estos canales, en esencia son anuncios de juguetes”, indica la demanda.

La demanda también acusa a YouTube de violar su propia política de publicidad, puesto que en las políticas de servicio de YouTube Kids se indica que “los productos relacionados con comida y bebida consumible están prohibidos, a pesar de su contenidos nutricional”. No obstante, el canal de McDonalds incluye videos relacionados con la manera en que se elaboran los nuggets de pollo y las hamburguesas.

YouTube se ha defendido indicando que, antes de lanzar la app, se asesoraron con grupos de padres de familia, y que están abiertos de recibir sugerencias para mejorarla, aunque también han reconocido que hasta el momento no han recibido ninguna comunicación oficial por parte de los padres enfadados.

vía The Verge

fuente FTC

temas