¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Wolfenstein: Youngblood recibe parche que soluciona la mayoría de sus pifias

Esperemos que el parche mejore la experiencia general del juego.

Para estas alturas, ya sabemos todos que Wolfenstein: Youngblood llegó al mercado para decepcionar tanto a los fans de hueso colorado, como a los jugadores casuales que solo querían matar Nazis en el París de 1980.

Sin embargo, esta mañana recibimos la agradable sorpresa de que MachineGames y Arkane Studios Lyon, lanzaron un parche que arregla la mayoría de las cosas de las que nos quejamos en nuestra reseña original del juego, misma que puedes checar dando clic en este enlace.

El parche actual es el 1.0.5 y funciona para PC, Xbox One y PlayStation 4, mientras que la edición del juego para Nintendo Switch recibirá una actualización que combina ajustes tanto de la versión 1.0.4, como de la 1.0.5.

La plataforma en recibir primero este vendaval de ajustes en gameplay es la PC, pero la gente detrás del juego aseguró que es cuestión de días para que aterrice en las consolas de Sony y Microsoft.

Entre los cambios más importantes están la adición de checkpoints a las Torres de París y a los jefes de cada nivel (antes, si morías, volvías al principio).

El parche ya permite remover las barras de vida y armadura de los enemigos para darle una sensación más “realista” al juego.

La Inteligencia Artificial de tu hermana también fue ajustada para evitar que sea un obstáculo más en tu aventura.

Otros cambios que vale la pena mencionar son:

  • Ajuste de dificultad a los jefes de cada nivel
  • Reducción de la sensación de “bullet sponge” en algunos enemigos
  • Bono de munición para armas básicas tras el respawn
  • Más munición para armas especiales en áreas de mayor dificultad
  • Duplicación de laptops tutoriales para los jugadores perdidos
  • Corrección de un error que causaba respawn prematuro de enemigos

Este no es el primer parche que intenta arreglar la pifia que fue Youngblood, ya que el anterior, el 1.0.4, añadió la posibilidad de pausar una partida cuando se jugaba en modo offline.

Esperemos el parche haga de Wolfenstein: Youngblood, una experiencia más accesible.