PS5: Esto es lo que pasa si intentas expandir la memoria interna de tu consola

Mejor no lo intentes en casa.

PS5 tiene una entrada para una M.2 SSDs (unidad de estado sólido M.2) que sirve para incrementar esa capacidad. Sin embargo, Sony confirmó hace unos días que no podrás expandir la memoria interna del PS5 durante las semanas de lanzamiento. Y esto es lo que pasa cuando alguien lo intenta.

En cualquiera de sus dos versiones, el PlayStation 5 cuenta con una memoria interna de 825 GB. Si le restas la que necesita el sistema para operar, te quedan unos 667 GB para almacenar juegos.

(Imagen: Sony)

Una unidad de estado sólido funciona como un disco duro externo, pero ofrece una velocidad mucho mayor en tiempos de carga y descarga. El PS5 está diseñado para ser compatible con estas unidades. No obstante, por ahora tendrás que esperar y conformarte con esos 667 GB.

Mark Cerny, arquitecto de hardware del PS5, dice que no todas las unidades de estado sólido M.2 disponibles en el mercado son suficientemente rápidas para trabajar con él, no son compatibles con el controlador I/O o incluso no caben en el puerto.

De acuerdo con Hobby Consolas, quienes probaron suerte con una unidad M.2, la consola se reinicia varias veces y aparece un mensaje que te pide apagar la consola, desconectar la unidad y volverla a encender.

Si no atiendes el aviso, no podrás usar el PlayStation 5. En cuanto atiendas lo que dice el mensaje, el sistema vuelve a operar con normalidad. Esto pone en aprietos a los usuarios, pues con pocos juegos te acabas la mitad de la memoria.

Para que te des una idea de cuánto pesan los juegos de lanzamiento del PS5, aquí te damos unos ejemplos:

  • SackBoy: A Big Adventure: 32GB
  • Spider-Man: Miles Morales: 50GB
  • Spider-Man: Miles Morales Ultimate Launch Edition (incluye Spider-Man Remastered): 105GB
  • Demon’s Souls: 66GB
  • Call of Duty: Black Ops Cold War: 133GB

No hay fecha definitiva de cuándo estará lista esta característica del PS5. Habrá que esperar a que Sony tenga lista la actualización y que los fabricantes de estas unidades puedan garantizar compatibilidad con la consola.

ANUNCIO