Nintendo condena el abuso sexual dentro de la comunidad de Smash Bros.

Cerca de 50 jugadores han sido acusados hasta el momento de acoso, abuso sexual y pedofilia.
(Foto: Nintendo)

El cofundador de la competencia de luchas conocida como EVO, Joey Cuellar, y al menos unos 50 jugadores que eran miembros de la comunidad de Super Smash Bros. Ultimate, fueron señalados de faltas graves de conducta sexual que incluyen acoso, agresiones, violaciones y pedofilia. De acuerdo con GameIndustry, se trata de varias decenas de jugadores, algunos de alto rango, los que fueron señalados por comportamiento inapropiado y Nintendo finalmente salió a fijar una postura sobre esta oscura historia reciente del mundo gaming.

En Nintendo, estamos profundamente perturbados por las alegaciones que surgieron en contra de ciertos miembros de la comunidad competitiva de gaming. Son absolutamente inadmisibles.

Queremos dejar claro que nosotros condenamos todos los actos de violencia, acoso y explotación en contra de cualquier persona y que apoyamos a las víctimas”.

Como resultado de las recientes acusaciones contra decenas de jugadores de Smash Bros. que también salpicaron al propio Cuellar y a empleados de Ubisoft y miembros de la prensa, la próxima edición del EVO 2020 fue cancelada y varios de los equipos han anunciado el despido de sus competidores como el caso de NRG, que anunció la salida de “Nairo” Quezada; y la organización T1, que terminó su relación con Jason “Anti” Bates. Las víctimas han hecho públicas sus historias Twitter y Reddit, consiguiendo que incluso sus propios agresores estén admitiendo su mal comportamiento.

Ahora se está hablando de la necesidad de crear una reforma rápida para evitar que la comunidad de videojuegos siga fomentando los abusos por parte de sus miembros.