Así era Iris, el sucesor cancelado del Game Boy Advance

Una reciente filtración reveló la existencia de Iris, el sucesor cancelado del Game Boy Advance que nunca vio la luz.

Nintendo ha sido víctima de múltiples filtraciones durante las últimas semanas, y una de las más recientes reveló la existencia del proyecto “Iris”, la consola que al parecer era una sucesora del Game Boy Advance pero que nunca vio la luz oficialmente. Se trataba de una consola portátil que se vio reemplazada por el DS, aunque se desconoce la naturaleza exacta de por qué terminó de esta manera este proyecto.

El usuario @WaluigiBSOD compartió interesantes detalles sobre la consola cancelada de Nintendo, notando que a pesar de contar con capacidades y potencia similar al DS estaba ausente un elemento clave: Iris no tenía una segunda pantalla.

Los documentos filtrados incluyen partes del código de la consola, así como manuales y algunas aclaraciones sobre la manera en que funcionaba el hardware de la consola.

“El manual habla de Iris desde el punto de vista de su funcionamiento interno. Sin embargo, al leerlo (y al revisar el código fuente y otros documentos confidenciales), se pueden hacer algunas consideraciones sobre sus capacidades.”

Existen varias teorías sobre el origen y propósito de este proyecto hasta ahora desconocido. Pudo haberse tratado de un primer prototipo del DS, o simplemente de una consola que estaba siendo desarrollada a la par. También cabe la posibilidad de que fuera una idea que Nintendo estaba madurando cuando se le ocurrió el concepto del DS, dejando en el olvido a Iris.

 

El material está registrado ante derechos de autor para los años 2003/2004, mientras que el NDS salió a la venta en 2004. esto puede hacernos creer que se trataba de una especie de plan B de Nintendo en caso de que el DS no tuviera el éxito esperado, cosa que como todos sabemos, no sucedió.

Es posible también que Iris simplemente no ofreciera la cantidad de innovación que Nintendo estaba buscando luego del rotundo éxito de la familia del Game Boy, y así terminó como un concepto descartado en el complicado proceso de ofrecer algo nuevo para los jugadores.