Trump aprueba orden que limita el poder de las redes sociales

El presidente de Estados Unidos firmó una orden para evitar que las redes sociales puedan censurar a sus usuarios.
(Foto: CNN)

Tal como se había filtrado, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aprobó una orden ejecutiva para limitar el poder de las empresas dueñas de las redes sociales con respecto al contenido que generan sus usuarios. Es decir, busca que las empresas no puedan decidir que contenido es apropiado o no para su público, facilitando que los usuarios puedan demandar a las empresas si ven limitada su libertad de expresión.

“Estamos aquí para defender la libertad de expresión de uno de los más grandes peligros que hemos enfrentado en la historia de Estados Unidos”, indicó Trump previo a firmar la orden ejecutiva.

La orden ejecutiva aprobada por Trump termina de golpe con la Sección 230, es decir, la protección legal con la que contaban Twitter, Google y Facebook que las protegía de una demanda por el contenido que aparecía en sus portales.

“Estas empresas tienen un poder sin mesura para censurar, restringir, editar, moldear, esconder y alterar virtualmente cualquier tipo de comunicación entre ciudadanos privados o grandes audiencias”, indicó Trump.

La Sección 230 databa de mediados de los noventa, y buscaba proteger a las redes de un exceso de demandas por parte de los usuarios.

Trump también dijo que cuenta con el respaldo de legisladores tanto del Partido Democráta como del Republicano, que creen que Twitter, Facebook y Google tienen demasiado poder.

“Twitter dejó de ser una plataforma pública neutral, se convirtió en un editor con punto de vista. Creo que también podemos decir lo mismo de Google, Facebook y tal vez otros. Imaginen que la compañía telefónica silencia o edita sus conversaciones”, mencionó para justificarse.

La decisión de Trump se deriva de un enfrentamiento entre Trump y Twitter. La red social del pajarito azul etiquetó con el signo que usa para designar a las Fake News a dos tuits de Trump, en los que el presidente señalaba como propicio para un fraude electoral a la nueva modalidad de votación, que permite emitir un sufragio vía correo electrónico. De inmediato, Trump amenazó a Twitter, indicando que, si seguía contradiciendo sus dichos, eliminaría su cuenta e incluso buscaría cerrar la red social por atentar contra la libertad de expresión.

En un mensaje posterior, no sólo atacó a Twitter, sino a las principales redes sociales.

“Un poderoso monopolio de redes sociales controla una vasta porción de las comunicaciones públicas y privadas en Estados Unidos y sabemos quiénes son, no necesitamos nombrarlas. Les daremos una lista completa (con los nombres)”, declaró.

Si bien, con esto Trump gana de cara a las elecciones, impidiendo que censuren sus mensajes, los usuarios normales se verán expuestos a más Fake News. Por lo anterior, se espera que las empresas de redes sociales busquen revocar la ley, por lo que podría iniciar un juicio en cortes federales.