El nuevo teléfono de Apple llegará con un nuevo diseño y algunos trucos bajo la manga.

Apple tiene todo listo para presentar en sociedad al nuevo iPhone, que llegará para celebrar los diez años del emblemático teléfono. En vísperas del evento que tendrá como sede el flamante Steve Jobs Theater, la larga lista de rumores y filtraciones del próximo iPhone nos da una buena idea de lo que podemos esperar para este 12 de septiembre.

No uno, sino dos iPhones

Render del supuesto iPhone X. (Imagen: Benjamin Geskin)

Para empezar, las últimas filtraciones del firmware de iOS 11 parecen confirmar lo que desde hace tiempo se venía rumorando: este año no tendremos sólo uno, sino dos nuevos iPhones.

Al parecer, Apple cambiará la nomenclatura de sus teléfonos para dar paso al modelo “X”, que servirá para festejar el décimo aniversario del iPhone (de ahí la “X”, que es 10 en romano). Este sería el nuevo modelo insignia de la compañía, que tomaría el lugar de lo que hasta ahora se rumoraba como iPhone Edition o iPhone 8.

El cambio de la nomenclatura de Apple traería otro cambio: la omisión de los modelos 7S y 7S Plus, que ahora pasarían a ser conocidos como iPhone 8 y iPhone 8 Plus. Estos teléfonos llegarían como una actualización del anterior modelo, sin cambios en el diseño y sin las grandes novedades del iPhone X, pero con mejoras en el hardware.

En resumen, las cosas quedarían así: el iPhone 8 ahora será el iPhone X, y los iPhone 7S y 7S Plus ahora se llamarán iPhone 8 y 8 Plus. ¿Confundidos? No se preocupen, todos estamos igual.

¿Qué hay de nuevo, iPhone?

Render del supuesto iPhone X. (Imagen: Benjamin Geskin)

Ahora que ya sabemos que el nuevo buque insignia de Apple se llamaría iPhone X, pasemos las grandes novedades que supuestamente llegarán con el nuevo modelo.

El cambio más importante que señalan los rumores y filtraciones es el diseño. Apple le hará un gran lavado de cara a su teléfono, con una nueva pantalla OLED de 5.8 pulgadas que cubrirá casi toda la parte frontal. El teléfono prácticamente no tendrá bordes, de forma parecida a otros modelos de gama alta como el Samsung Galaxy S8.

La pantalla sin biseles será posible gracias a la desaparición física del botón de inicio, que ahora estaría integrado virtualmente en la propia pantalla. En este punto, los rumores no se ponen de acuerdo en si el sensor Touch ID de huella digital seguirá en este nuevo botón, o si pasará a la parte trasera del teléfono (en el logo de Apple), o si de plano será eliminado por completo.

La duda de lo que sucederá con el Touch ID se debe, en buena parte, a la llegada de un nuevo sensor de reconocimiento facial 3D en la parte frontal del teléfono. Dicho sensor funcionaría como sistema de autenticación para que el usuario pueda usar su rostro para desbloquear el teléfono o realizar pagos.

Por último, parece que Apple finalmente añadirá un sistema de carga inalámbrica para sus teléfonos (iPhone X, 8 y 8 Plus). Una función que otras marcas ya tienen en algunos de sus teléfonos desde hace mucho tiempo, pero que hasta ahora los de Cupertino se habían negado a integrar. No se sabe si Apple tendrá un cargador exclusivo o si será compatible con otros bajo algún estándar como Qi, así que habrá que esperar.

El iPhone más caro

Render del supuesto iPhone X. (Imagen: Benjamin Geskin)

En cuanto al precio, se espera que el llamado iPhone X sea el teléfono más caro de Apple hasta ahora. Según los chismes, el precio alcanzaría los $999 dólares, debido en parte al cambio de pantalla LCD a OLED y a los materiales “premium” que se usarán en la fabricación del nuevo modelo.

Y aunque normalmente Apple lanza su nuevo iPhone con un par de semanas de diferencia respecto a su presentación, todo indica que el modelo “X” llegará después de lo planeado a causa de algunos retrasos con el suministro de piezas. Sin embargo, los modelos 8 y 8 Plus sí estarían listos para llegar a tiempo a manos de los compradores.

temas