Pero antes se tienen que resolver algunos problemas técnicos que vuelvan más entretenidas las peleas.

Desde hace meses todos estábamos atentos al primer duelo de robots gigantes, que puso a combatir a la empresa estadounidense MegaBots en contra de su similar japonés, Suidobashi Heavy Industry. El resultado final -con victoria para los norteamericanos– fue un poco anticlimático, sobre todo porque se nos prometió una transmisión en vivo que nunca llego, y tuvimos que conformarnos con un video editado que parecía más una pelea de lucha libre que un combate robot. No obstante, la pelea fue un éxito de audiencia, registrando más de 4 millones de vistas sumando la transmisión original en Twitch con la versión que llegó a YouTube horas después.

Aprovechando la atención mediática, los organizadores de la pelea decidieron anunciar que ya están manos a la obra para organizar la primera liga de peleas de robots gigantes. Y prometen que buscarán que sea mucho más espectacular que el pobre espectáculo que vimos la semana pasada.

“Hubo un montón de entusiasmo al rededor de la pelea. Pero sabemos que un grupo importante de fans sintieron que la pelea no era exactamente lo que imaginaban. Y creo que la primera vez que creas algo, vas a tener muchos críticos que dicen que no es lo que imaginaron. Los Beatles no fueron inmediatamente populares, ¿verdad?”, declaró Gui Cavalcanti de Megabots.

En una entrevista con The Verge, Cavalcanti se negó a responder si la pelea había sido una coreografía con guión incluido, para darle dramatismo, pero confirmó que se pregrabó en el transcurso de varios días.

Lo más interesante de la entrevista, además de señalar que los daños de los robots representaron alrededor de 15,000 dólares (menos de lo que esperaban),es que anunció que ya están  buscando dar forma a una liga profesional de peleas de robots gigantes. El primer paso en ese sentido es estandarizar los diseños de los robots, crear piezas modulares que sean fáciles de intercambiar, y cabinas más seguras para los conductores de los armatostes. De acuerdo con Cavalcanti, si consiguen todo lo anterior, dentro de poco veremos peleas más entretenidas que podrían atraer a grandes audiencias.

“Ya hemos hablado con cerca de 24 equipos repartidos en todo el mundo que han querido desafiarnos, por lo que empezamos a asesorar a otros equipos para superar algunas de las barreras tecnológicas. Queremos, básicamente, servir como el grupo de investigación y desarrollo de la liga; vamos a empujar los límites del aspecto artístico de los diseños, luego lo compartiremos con los otros equipos, por lo que no les tomará más de dos años construir un robot completo”, señaló el representante de MegaBots.

La idea de Cavalcanti es que, en el mejor de los casos, la liga de peleas de robots gigantes será similar a los espectáculos de Monster Trucks, que combinan vehículso tecnológicos impresionantes con parafernalia, para atraer a audiencias a través del streaming y público en vivo. El principal reto es conseguir que los robots sean ágiles, y fáciles de reparar, para evitar lo más posible los tiempos muertos.

Un torneo en vivo con varios equipos compitiendo tendrá lugar, si todo sale bien, el próximo año, aunque esa podría ser una estimación demasiado optimista.

fuente The Verge

temas