Un sorprendente espectáculo teatral callejero pone a enfrentar a dos bestias mecánicas de más de 10 metros de altura.

El sueño de Gō Nagai se volvió realidad en las frías calles del centro de Ottawa, Canadá, cuando dos feroces robots con forma animal de enfrentaron cara a cara buscando que su rival besara la lona. Pero, al contrario que en Mazinger Z, la gente de la ciudad no corrió atemorizada, sino que se congregóen un número sorprendente alrededor de las bestias, y las vitoreó con todas sus fuerzas.

En realidad se trató de un sorprendente espectáculo callejero organizado por  La Machine, un grupo de teatro callejero que combina aspectos tecnológicos con sus obras, como parte del festival anual de Ottawa. El Espíritu del caballo de dragón, con alas robadas, el nombre del espectáculo, es la puesta más ambiciosa de La Machine, e incluye a dos enormes vehículos (uno con forma de dragón y otro de araña gigante), que combinan pedazos mecánicos con partes similares a enormes títeres, ambos necesitan a varios operadores para poder controlar los movimientos de las bestias mecánicas.

La sorprendente puesta callejera ha reunido hasta a 750,000 personas viendo a los dos enormes bichos  de 10 metros de largo. Long Ma, el dragón mitad caballo, incluso lanza fuego por su hocico, mientras que Kumo, la araña gigante, rocía agua que salpica a los asistentes.

Lo más sorprendente de todo es ver a los enormes monstruos caminar por la calle, encontrando a su paso a gente que se sorprende con su presencia. El Espíritu del caballo de dragón, con alas robadas terminó su recorrido en Ottawa, pero debido a su éxito, es muy probable que se vuelva a presentar en otras ciudades de Canadá, y después a otras ciudades del mundo.

fuente Ottawa Fest

temas