La propietaria de un Tesla se implanta el chip que sirve para abrirlo en su brazo

La famosa desarrolladora de software, Amie DD, disolvió la tarjeta de su Tesla y se implantó su chip.
(Foto: Amie DD / YouTube)

Bueno te acuerdas de todas esas películas en las que la gente se pone chips dentro del cuerpo con alguna finalidad, ese proceso forma parte de algo que se conoce como biohacking y cada vez va ganando más relevancia alrededor del mundo. Ahora, Amie DD, dueña de un Tesla Model 3, tomó el chip de la llave que sirve para abrir el coche y se la implantó en su brazo.

También te recomendamos: Gracias a unos ovarios impresos en 3D, una hembra estéril de ratón tuvo crías

Este chip es conocido como RFID (Radio Frequency Identification) y el propósito de esta tecnología es transmitir la identidad de un objeto a su portador. En este caso, el chip venía en una tarjeta del tamaño de una crédito. Amie es desarrolladora y se hizo famosa hace algún tiempo porque ya se había implantado otro chip similar para abrir la puerta de su domicilio.

Ahora, se le ocurrió que era una buena idea hacerlo con su Tesla Model 3. El implante tiene el tamaño de un Stormtrooper de Lego, y para extraerlo Amie tuvo de que derretir la tarjeta en ácido.

Por desgracia, la programadora explica que el alcance del chip no es demasiado bueno y tiene que estar bastante cerca de su coche para que reaccione.

Lo importante de todo esto es que en un futuro seguramente tendremos implantados chips como nuestra tarjeta de identidad o como el de nuestras tarjetas bancarias para poder realizar pagos de forma segura. Sin duda, los alcances del biohacking puedes ser enormes.

A continuación te dejamos un par de videos de Amie DD donde podrás ver el proceso que siguió para conseguir implantarse el chip RFID de su Tesla. De cualquier manera el diario completo de esta aventura está disponible en Hackday.