Al verlo solo pudimos pensar en una cosa: ojalá nunca ocurra la rebelión de las máquinas.

La ciencia y la tecnología se han unido para desarrollar a Minitaur, un diminuto robot que puede adaptarse para evitar cualquier tipo de obstáculo y desplazarse entre rocas, subir escaleras, abrir puertas, trepar cercas, o apachurarse para pasar por debajo de un auto.

Minitaur es obra de la compañía tecnológica Ghost Robotics, que presentó una versión preliminar en septiembre del año pasado. En su primera versión el robot no era tan ágil, ni tan dinámico, por eso el equipo de desarrolladores están tan orgullosos de que, en muy poco tiempo, lograron que Minitaur evolucionara exponencialmente.

A pesar del logro científico, al verlo no podemos evitar sentir cierto estremecimiento en nuestro cuerpo, producto de nuestra vida viendo a robots malignos despedazar a pobres seres humanos en la ficción. Afortunadamente el robot no es tan perfecto, todavía no puede superar el moverse con propiedad en la nieve, siendo el mayor obstáculo a superar en el futuro. Así que, si nos lee algún futuro director de cine o escritor de ciencia ficción, ya sabe cual puede ser la debilidad de un robot del mal: el hielo. Aunque, como prueba el mismo video, la superficie resbalosa solo retrasa su andar, pero no lo detiene. En este momento Skynet sonríe en algún lugar del mundo.

fuente Ghost (YouTube)

temas