Puede viajar a 300 kilómetros por hora y consume 90% menos energía que un drone.

Ni los pensadores más recatados del mundo no pudieron no imaginar en su niñez que los cielos del siglo XXI estarían cubiertos de autos voladores. Y no importa que rápido sea el transporte, que hayamos descubierto indicios de vida fuera de nuestro planeta, o lo hipercomunicados que seamos gracias a internet, no podemos considerarnos ciudadanos “del futuro” sin tener autos voladores.

Esta promesa que la tecnología se había negado a cumplir, está a punto de hacerse realidad gracias a la compañía Lilium Aviation, quienes han realizado con éxito la primer prueba de despegue vertical, vuelo y aterrizaje de su Lilium Jet, un auto volador, eléctrico.

El Lilium Jet es impulsado por 36 propulsores independientes repartidos por sus alas de 10 metros de largo y cuenta con 12 alerones. Está diseñado para transportar hasta cinco personas durante una hora o poco más de 321 kilómetros (su velocidad máxima es 300 km/h); gracias a que su batería “consume alrededor del 90 por ciento menos energía que los drones tipo avión”.

Patrick Nathen, co-fundador de Lilium Jet, dijo en una entrevista para el sitio The Verge que su batería es la misma que se puede encontrar en cualquier auto de Tesla Motors y añadió que durante estas primeras pruebas el auto fue piloteado a distancia como un simple drone, pero la empresa, ubicada en Munich, Alemania, afirma que está a punto de iniciar las pruebas tripuladas.

El plan de negocios de la empresa es convertirse en una especie de Uber de autor voladores; dando a los usuarios la posibilidad de pedir un servicio de Lilium Jet a través de una aplicación de Smartphone; caminar hacia la plataforma de lanzamiento más cercana y volar. Todo esto por un costo mínimo (esperan con el tiempo ofrecer tarifas de 6 dólares por 5 minutos).

Esta es la primera prueba y aunque nos da mucho para emocionarnos, tendrá que pasar algún tiempo de pruebas, mejora de materiales y software, más inversión y un largo etcétera en el que no nos gustaría ponernos a pensar ahora, antes de ver hecho realidad de tomar un taxi volador.

fuente Lilium

temas