Huracán Polizia es el nombre del vehículo destinado a emergencias médicas.

Mientas en México (y en muchas otras partes del mundo) la policía no tiene la mejor fama, en parte porque usan las patrullas para cosas que no están dentro de sus funciones, en Italia el cuerpo policiaco acaba de recibir su tercer Lamborghini. El nombre del vehículo es Huracán Polizia.

¡No es broma! La automotriz de lujo donó uno de sus deportivos Lamborghini Huracán (de 370 mil dólares) a la policía de Tránsito de Bolonia, con el fin de que tengan una forma rápida de transportar sangre y órganos destinados a la donación cuando sea necesario.

El vehículo está equipado con un motor V10 aspirado que entrega 610 CV de potencia, tiene tracción en las cuatro ruedas, y está construido con chasis de aluminio y fibra de carbono. Además, cuenta con un sistema especial de refrigeración en la parte delantera, equipos de primeros auxilios, desfibrilador, y otros aparatos destinados a la atención de urgencias.

“Además de su gran equipo de alta tecnología, el Huracán Polizia –nombre oficial de la unidad- esta, por supuesto, equipado con el régimen tradicional de los equipos de la policía, como una funda de pistola, extintor portátil, radio de la policía VHF estándar y ganchos para retener, en clásico rojo y blanco, señal de stop, utilizada para detener vehículos con seguridad”, explicó Lamborghini en un comunicado.

El Lamborghini Huracán puede alcanzar una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora y acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3.2 segundos. Y aunque la idea es que sólo sea usado para transportar órganos, también puede realizar operativos tradicionales, como atender llamadas de emergencia (y en nuestra mente también persecuciones, pero eso es porque hemos visto muchas películas).

En 2009 Lamborghini donó a la policía un deportivo Gallardo para el mismo fin y resultó todo un suceso. Corrió 150 mil kilómetros salvando vidas y ahora, ocho años después, será jubilado y pasará a formar parte de la colección del Museo de automóviles de la Policía en Roma. Después, en 2015 la compañía italiana regaló otro Lamborghini Huracán, el cual sigue dando servicio en la zona del aeropuerto italiano.

Del 7 al 9 de abril de 2016, el Centro Nacional de Trasplantes del Instituto Nacional de Salud coordinó una serie de procedimientos de obtención de órganos / trasplante entre vivos junto con la policía. El Lamborghini corrió a través de una cadena de cinco hospitales en regiones de Lombardía y Toscana, para crear la primera cadena de trasplantes de riñón para 6 pacientes con éxito. En julio del mismo año se realizó otra cadena similar igual de exitosa.

“Estamos muy orgullosos de continuar nuestra colaboración con la Policía y de ser capaces de contribuir a acercar a las fuerzas de seguridad a la ciudadanía”, dijo el presidente de Lamborghini, Stefano Domenicali, durante un evento celebrado este jueves en el que se entregó el automóvil al ministro del Interior, Marco Minniti.

fuente Lamborghini

temas