El cassette no ha muerto, solo que ya no se usa primordialmente en la música.

Durante décadas convivimos con los cassettes de cintas de audio de manera cotidiana, pero este tipo de dispositivos tuvieron que ceder el paso a las nuevas tecnologías y actualmente son piezas de museo… excepto en el mundo tecnológico. Desde hace un par de años Sony e IBM están buscando traer de regreso a las cintas mágneticas, pero ahora para respaldar grandes cantidades de información a un precio muy bajo, como una alternativa de bajo costo a  los discos duros.

Después de un rato sin noticias de esta tecnología, IBM informó que logró superar su récord anterior de 185 terabytes, y en su más nuevo cassette puede almacenar la enorme cantidad de 330 terabytes de datos sin comprimir. Para conseguir lo anterior, los ingenieros de IBM tuvieron que desarrollar un nuevo tipo de cinta magnética que tiene una densidad de 201 gigabits por pulgada cuadrada, 20 veces mayor que la densidad de sus cintas magnéticas para almacenamiento anteriores, y cuenta con una capa de “nanocristales” que utiliza espacios de memoria de menos de 7 nanómetros. Esto quiere decir que es capaz de guardar más información en el mismo espacio.

Dr. Mark Lantz, uno de los principales desarrolladores de los cassettes con un trozo de cinta magnética.

A pesar de que para el gran público los cassettes están en desuso, las cintas de alta densidad son utilizadas a lo largo del orbe por empresas y agencias gubernamentales para guardar información de archivo, ya que son muy baratos, gastan poca energía y son más fiables que el almacenamiento basado en disco.

Al igual que un cassette presentado en el 2014, el nuevo dispositivo de IBM fue desarrollado en conjunto con Sony Storage Media Solutions, compañía con quien comparte el mercado de las cintas magnéticas para almacenamiento de información.  La compañía espera usar esta tecnología para aplicaciones en la nube.

fuente The Verge

temas