Al parecer, el creador de la primera blue box acosaba a sus víctimas en las diversas convenciones a las que asistía.

John Draper, el legendario Capitan Crunch, ha sido acusado de acoso sexual

John Draper, uno de los hackers más veteranos también conocido como “Captain Crunch” por insipirarse en un juguete del cereal homónimo para construir la primera blue box –la caja que marcó el inicio del phone phreaking y permitió a Jobs y Wozniack crear sus propias cajas azules para, posteriormente, sentar los precendentes de Apple– ha sido acusado de conductas inapropiadas, acoso y agresión sexual.

Todo empezó el pasado mes de noviembre de 2017 cuando varias personas aseguraron que Draper presionaba a hombres jóvenes para que se vieran en la habitación de su hotel durante algunas convenciones. Según Buzzfeed, muchos hombres tuvieron que empujar al “Cap” para escapar del hotel y otro hombre más afirmó que sintió la erección de John Draper contra su espalda en una ocasión.

Matt Blaze, un criptógrafo afirmó que John Draper lo acosó desde su cuenta de Twitter cuando tenía 14 o 15 años, lo que podría devenir en serios problemas para el afamado hacker pues estaría involucrado en un caso de pederastia y tendría que afrontar medidas penales. Pero no ha sido el único menor, James Erickson, dijo que Draper lo cortejó durante meses cuando era adolescente para unirse a hacer “ejercicios energéticos” y para, posteriormente, llevarlo a su habitación de hotel cuando estaba borracho y saltar sobre su espalda. Erickson se denfendió, tiró al Captain Crunch y salió huyuendo del recinto.

Otra víctima es Craig Ellenwood quien, cuando se enteró de las recientes acusaciones, decidió contar su historia. Según Craig, Draper lo obligó a tirarse al suelo, se tiró encima de él con la excusa de hacerle un masaje cuando:

“…él estaba boca arriba, con los brazos alrededor de mí, y podía sentir su pene erecto, presionando mi pierna y mi muslo”.

Ellenwood asegura que se sentía indefenso y que temió por su vida. Posteriormente, Draper le intentó bajar los pantalones y en ese momento el joven logró escapar a pesar de que el hacker le bloqueó inicialmente la salida.

En ese momento Ellenwood no presentó cargos porque era 1991 y en aquella época no se escuchaba de la violación entre hombres, “excepto en las películas de la prisión y no creía que la policía le creyera o se lo tomara enserio”.

Ethan Smith, actual jefe de la oficina de Los Ángeles para el Wall Street Journal, declaró que Draper una vez lo llevó a su habitación de hotel con la promesa de una entrevista, pero luego comenzó un a masajearlo subiéndose a su espalda y frotando su pene contra él.

Hasta el momento no se han tomado medidas legales contra el Captain Crunch, sin embargo Draper asegura que a lo mejor en algún momento tuvo una erección con otro hombre pero que jamás cometió un acto violento. También, a partir de las acusaciones, varias convenciones de hackers han decidido betar a John Draper, a pesar de que éste argumenta tener Asperger para justificar su comportamiento. Incluso, el “Cap” anunció que donará el 5% de los ingresos de su nuevo libro a organizaciones dedicadas al autismo y al Asperger, pero estos centros han rechazado el dinero.

Sin duda, terribles noticias para le mundo de la informática.

fuente Buzzfeed

temas