Si bien muchas escuelas alrededor del mundo lo hacen, se trata de la primera vez que un gobierno se pronuncia al respecto.

Ser multitasking se puso de moda de un tiempo a la fecha, pero lo cierto es algunos estudios han demostrado que esto podría ser un mito, sobre todo cuando se trata de que el cerebro aprenda cosas nuevas. Motivado por el ministro de educación Jean-Michel Blanquer, el gobierno de Francia ha prohibido el uso de celulares de manera oficial en las escuelas.

La medida entrará en vigor a partir de septiembre de 2018, y aplicará a todos los alumnos de escuelas primarias, secundarias y preparatorias. Y aunque muchos colegios en Francia –así como en otros países – ya prohibían el uso de teléfonos durante las clases, lo cierto es que esta es la primera vez que se trata de una medida oficial por parte de algún gobierno alrededor del mundo.

Para Blanquer, es importante que los niños no estén demasiado tiempo enfrente de una pantalla antes de los siete años. Las razones son diversas. Por ejemplo, el diario argentino El Clarín, señala que varias asociaciones de pediatría alertan sobre el uso de teléfonos inteligentes por parte de los más pequeños, pues genera problemas de aprendizaje y psicomotricidad. Además, son tanto los estímulos que provoca una pantalla que el niño puede terminar por desarrollar problemas de atención.

El ejemplo de Francia ha servido para que otros países analicen la situación y tomen medidas al respecto, aunque muchos sindicatos franceses consideran que la prohibición no se podrá aplicar del todo e incluso la consideran absurda. Tal es el caso de Philippe Vincent, secretario general adjunto del sindicato de educación francés, quien asegura que no entienden bien a bien esta decisión del ministerio de educación, ni tampoco si funcionará.

Desde luego existen algunas tendencias que afirman que el uso de smartphones no daña a los niños y que incluso los estimula, pero mientras son peras o son manzanas, la medida francesa ya está en marcha y habrá que esperar para conocer los resultados de esta decisión.

fuente The Guardian

temas