El especialista en turismo, y director de Expedia será quien se siente en la silla que dejó Travis Kalanick.

Uber quiere cambiar el rumbo que ha llevado en el último año y, luego de casi tres meses de la salida de Travis Kalanick como CEO, la compañía ha decidido darle el puesto de mandamás al iraní Dara Khosrowshahi, quien desde 2005 se desempeña como CEO de Expedia, una de las firmas tecnológicas dedicada al turismo a nivel mundial.

La noticia, confirmada por Bloomberg y por el sitio Recode, tomó por sorpresa al mundo de la tecnología y los negocios, dado que Khosrowshahi no figuraba en la terna de posibles nuevos CEO de Uber, entre los que se encontraban nombres como el Jeff Immelt, el CEO de General Electric, quien el domingo en la mañana informaba a través de su cuenta de Twitter que no participaría más en el proceso de selección del nuevo dirigente de Uber.

Khosrowshahi es de nacionalidad iraní-estadounidense, tiene 48 años, y toda su carrera la ha desarrollado en Seattle, no en Silicon Valley. Bajo su guía, Expedia se convirtió en la mayor agencia de viajes de Estados Unidos y se colocó en más de 60 países. Además, el ejecutivo también ha encabezado las adquisiciones de los sitios Hotels.com, Orbitz, HomeAway, Travelocity o Trivago.

Un ejecutivo de bajo perfil, que conoce sobre viajes y que sabe cómo manejar la imagen de pública de una empresa (algo con los que inversionistas de Uber sueñan), parece ser lo ideal para una compañía como Uber. Ahora falta esperar a que Khosrowshahi acepte el cargo y su contratación de haga oficial.

Actualización (29/09/2017):

Dara Khosrowshahi habló en una entrevista para The Wall Street Journal y confirmó que sí planea aceptar el cargo de CEO en Uber. Sin embargo, aclaró que todavía necesitan afinar algunos detalles en el contrato, así que seguramente el anuncio oficial tardará todavía unos días más.

fuente Recode

temas