Es posible que se trate también de una práctica temporal por parte de Apple. Sin embargo, habrá que ver cómo reaccionaría Qualcomm.

Todo parece indicar que la próxima generación de iPhone usará módems de conectividad de Intel y Apple se despedirá de Qualcomm. Según el afamado analista Ming-Chi Kuo de la firma KGI, es probable que este cambio suceda a partir de este año, lo cual, sin duda alguna aumentará la tensión que existe entre Apple y Qualcomm.

No debemos olvidar que Qualcomm acusa a Apple de compartir incorrectamente información con Intel. Y aunque Intel puede sentir que ya ganó la exclusividad de la compañía, lo cierto es que esta medida puede ser mínima y durar sólo este año, ya que –como si se tratara de una oferta de paz– Apple trataría de hacer órdenes a Qualcomm posteriormente.

Apple siempre ha sido cuidadoso y acostumbra a usar diversos proveedores para las piezas de sus teléfonos e incluso cada vez se enfoca más en desarrollar su propia tecnología como su procesador A1.

fuente MacRumors

temas