Esto viene a raíz de un caso ocurrido durante el torneo de ESL One Katowice que involucro Adderall.

Someter a un atidoping a jugadores profesionales de eSports puede parecerle a muchos una medida exagerada, pero cuando en los torneos se disputan premios que superan los 10 millones de dólares, la medida ya no suena tan descabellada. Sobre todo después de que el ex miembro del grupo Cloud9 y jugador especializado en Counter Strike, Kory “SEMPHIS” Friesen confesó en una entrevista (minuto 7:45) que durante el torneo de ESL (Electronic Sports League) One Katowice todo su equipo estaba bajo la influencia de Adderall.

Conocida como “la droga para estudiar”, el Adderall es una medicina que se usa para tratar los síntomas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), y fue usada por los jugadores ya que incrementa la capacidad de concentración y disminuye el tiempo de reacción, lo cual puede ser crucial en un enfrentamiento profesional.

Para institucionalizar las pruebas antidrogas, ESL se alió con una agencia antidoping llamada NADA (Nationale Anti Doping Agentur), la cual administrará al azar pruebas de detección de Adderall vía cutánea. Al mismo tiempo ESL tendrá un acuerdo con la asociación canadiense WADA (World Anti Doping Agency) para hacer cumplir y posteriormente internacionalizar estas políticas en Estados Unidos, Asia y Australia.

A pesar de este avance en la regulación de los eSports, este sólo es un torneo entre muchos otros que permanecen sin medidas que prevengan el uso de drogas como el Aderall y mantengan las competencias justas para todos los participantes.

vía The Next Web

fuente Turtle Entertainment

temas