Un oscuro pacto de caballeros no escrito, increíblemente similar al que se realiza en el fútbol mexicano, establece que ninguna de las empresas importantes de Silicon Valley puede contratar a alguno de los empleados de otra de las compañías sin el visto bueno de la empresa de la que se separa el trabajador. El fin de lo anterior es evitar que los sueldos de los ingenieros y programadores se incrementen.

Tal parece que los únicos que tienen permitido contar con sueldos estratosféricos son los CEOs de las compañías tecnológicas, pues de acuerdo con una investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, las empresas más importantes de Silicon Valley tiene un pacto secreto, con el cual mantienen los sueldos de los programadores e ingenieros en computación en niveles bajos.

Actualmente 100,000 empleados de alta tecnología, cuyos salarios se redujeron conjuntamente durante la última década en un estimado de 9,000 millones de dólares, mantienen una demanda colectiva ante el Departamento de Justicia. En ella se argumenta que mientras los sueldos de los trabajadores bajan, los de los directivos se incrementan.

Los representantes de Apple, Google, Intel y Adobe, que trabajan en conjunto para minimizar la demanda, sostienen que los acuerdos internos entre las empresas no tienen como fin reducir los salarios de sus trabajadores. Sin embargo, el tribunal donde se lleva a cabo el juicio parece tener evidencia que apunta en sentido contrario.

La evidencia incluye herramientas de software utilizadas por las empresas para vigilar las escalas salariales de los trabajadores, mismas que sirven para garantizar que se realice un pago idéntico en las cuatro empresas a trabajos similares. De igual forma, en el tribunal se presentaron correos electrónicos que datan de 2005 , mandados entre ejecutivos, departamentos de recursos humanos y CEOs, en los que se discute el pacto.

Por lo pronto el juicio sigue adelante y. muy probablemente, las empresas tecnológicas tendrán que llegar a un acuerdo fuera de los tribunales con los demandantes.

vía Pando Daily

fuente USDOJ

temas