El proyecto está en busca de financiamiento en Kickstarter.

¿Cuántos de nosotros no hemos odiado el ruido del despertador, especialmente después de una noche difícil? El estudiante francés de ingeniería, Guillaume Rolland está muy consiente de este mal. Por lo que ha diseñado un interesante concepto para hacerte más sencilla cada mañana.

Su invención lleva el nombre de SensorWaker y la Google Science Fair le volteó a ver el año pasado, reconociéndole como una de las 15 invenciones más grandiosas. Es ahora que Rolland de apenas 18 años, ha unido fuerzas con un grupo de ingenieros para hacer de su invento un artículo comercial.

A diferencia de los despertadores tradicionales, SensorWaker no emite sonido alguno. En cambio, este funciona mediante cartuchos que emiten diferentes olores en su mayoría agradables. La idea es que despiertes cada mañana de buen humor y con una motivación relacionada al olor en cuestión. De acuerdo con los estudios realizados por el equipo, no es forzoso tener que utilizar ruido para despertar; el 99% de las personas que estén expuestas a los aromas durante un par de minutos despertará, pero de haber una excepción, si el despertador no recibe una respuesta después de 3 minutos, emitirá una alarma sonora.

De entre la gama de olores que pueden ponerse en el SensorWaker, podemos encontrar desde el de un desayuno continental, hasta fresas, durazno, chocolate, bosque e, incluso, hasta billetes, pero éste último sólo estará disponible para quienes apoyen en la campaña de Kickstarter que pretende reunir 50,000 euros. Cada despertador tiene el costo inicial de 80 euros, por la parte de los cartuchos, éstos tendrán el costo de 7 euros y cada uno de ellos rinde para despertarte unas 60 veces. Se pretende que los envíos comiencen a partir del próximo noviembre.

vía SensorWake

fuente SensorWake (Kickstarter)

temas