No les bastó con separarse de la Unión Europea, ahora Reino Unido planea construir la Estrella de la muerte.

“La guerra no lo hace a uno más grandioso”, le dice el maestro Yoda en algún momento a Luke Skywalker en el episodio V de la saga intergaláctica más famosa de todos los tiempos. Sin embargo es algo que el gobierno de Reino Unido parece ignorar, ya que hace unos días anunció que invertirá 100 millones de dólares para desarrollar un Arma Láser de Energía Dirigida (LDEW, en inglés). 

En las películas de George Lucas podemos observar como la Estrella de la muerte es una esfera gigante capaz de destruir planetas con un rayo láser. Pues bien, una vez más la realidad alcanza a la ficción y aunque la artillería británica no está pensada como una esfera suspendida en el espacio exterior, sí está concebida como un arma que ataque un objetivo específico.

Según el comunicado gubernamental: “El contrato que firmamos con la empresa MBDA de Reino Unido, tiene el fin de desarrollar un arma que sea capaz de obtener y rastrear objetivos en rangos y condiciones atmosféricas de cualquier tipo, sobre tierra o agua, pero sobre todo con la precisión suficiente para lograr un impacto seguro y efectivo”. El gobierno bretón espera que contar con un prototipo del arma para finales del 2018 o comienzos de 2019.

A diferencia de lo que pensamos, los rayos láser no son rojos o verdes, según MBDA –compañía experta en fabricar misiles–, el prototipo se basará en un haz de energía invisible y tan rápido como la luz que se reproduzca de manera constante, y cuya intención es modular la potencia del arma para desactivar aparatos electrónicos y repeler ataques del mismo tipo.

Si bien no es un arma capaz de destruir planetas, sí es un avance en el estudio de tecnología láser con fines bélicos. Lo cierto es que cuando veíamos la Estrella de la muerte en el Episodio IV nos parecía fabulosa y amenazante, ahora sólo nos parece lo segundo.

fuente BBC

temas