¿Qué es CGI en el cine?

El CGI es una tecnología muy usada en el cine, y seguramente estás familiarizado con ella (aunque no lo sepas).

El CGI (Computer Generated Imagery o Imágenes Generadas por Computadora) es una tecnología para crear imágenes virtuales con un gran parecido a la realidad. Es usada tanto en el cine como en los videojuegos, la publicidad e incluso el anime. Aunque también es usada en la animación en 2D, se ha popularizado su uso para efectos especiales y escenarios y personajes en 3D. El CGI está detrás de muchas películas, desde ToyStory (1996) hasta Avengers: Endgame (2019).

También te recomendamos: ¿Qué es la clasificación R?

Las imágenes generadas por computadora pueden ser de varias clases: podemos crear imágenes en dos o tres dimensiones e imágenes estáticas o dinámicas. Sin embargo cuando escuchamos que los medios hablan de CGI se refieren sobre todo a su aplicación para efectos especiales en películas de ciencia ficción y de superhéroes. Es preferida a otros métodos para la creación de efectos especiales como las maquetas o el uso de extras porque permite más control sobre las escenas y los personajes.

Una de las primeras películas que realmente aprovechó el CGI fue Desafío Total (1990) protagonizada por Arnold Schwarzenegger. Pero esta cinta de ciencia ficción no fue la única, pues bastaron unos años para que fuera ampliamente popularizada por Toy Story (1996). Cuando es usada con actores, ellos deben usar pequeños sensores en forma de puntos en todo el cuerpo que recopilan sus movimientos y los transmiten a una computadora mediante sensores láser para generar un modelo en 3D. Conforme han pasado los años las imágenes generadas mediante este método se han ido perfeccionando, y actualmente han logrado una calidad fotorrealista.

Otra de las cintas que popularizó el uso de CGI en el cine fue Jurasic Park (1993). Los espectadores quedaron más que impresionados con las posibilidades de esta tecnología, pues nos presentó colosales reptiles como nunca los habíamos visto antes.

Desde sus primeros usos a principios de los noventa, el CGI ha ido ganado terreno y hoy es difícil encontrar una película, sea del género que sea, que no retoque sus escenarios y personajes con esta tecnología. Por ello también ha habido controversias acerca de qué tan legítimo es usarlo, pues hay quienes consideran que los métodos tradicionales de la industria del cine son mejores por alguna razón. Lo cierto es que el CGI ofrece muchas ventajas que no tendríamos de otra manera, y todavía estamos por ver cuál es su verdadero potencial.