Estos genios convirtieron una pistola Nerf en una prótesis que puede disparar con tan solo contraer los músculos del antebrazo.

El colectivo de ingenieros y diseñadores franceses de Hackerloop han llevado su gusto por las pistolas de dardos a un nuevo nivel. Lo decimos porque estos verdaderos nerds han logrado crear una increíble prótesis para el brazo con forma de pistola Nerf.

Pero más allá de una mera curiosidad, lo más impresionante de todo es que la prótesis se activa con una simple contracción muscular del usuario. Sí, estamos hablando de la primera arma biónica… de juguete.

La prótesis fue fabricada en su mayoría con una impresora 3D y partes de una Swarmfire de Nerf. Además, funciona con un par de sensores EMG (electromiografía) que detectan la tensión de los músculos del brazo.

Así lo explica su invento la gente de Hackerloop en una entrada de su blog:

“La electromiografía es una excelente manera de hacer que el cuerpo se comunique con el hardware. Lo usamos para detectar impulsos eléctricos y los traducimos en instrucciones para nuestra pistola. Podrías pensar en otros mil usos. Podrías pensar que no es el primer problema para personas con discapacidades, pero de hecho, poder divertirte con tus amigos con estos juguetes maravillosos también es un verdadero cambio de juego”.

La idea de la que surgió todo este asunto, fue darle a su amigo la oportunidad de competir en una batalla de dardos. El resultado, como pueden ver en el siguiente video, sobrepasó todas las expectativas del equipo.

fuente Hackerloop

temas