El ejército de Estados Unidos cree que el juego es peligroso para al seguridad nacional.

Una fuente interna filtró a The Washington Times que al interior del Pentágono, la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, se prohibió terminantemente jugar Pokémon Go. De acuerdo con la fuente del diario, el 19 de julio se envió una circular a todos los trabajadores y contratistas del Pentágono en el que que se informaba que, por motivos de seguridad estatal, quedaba prohibido el uso de Pokémon Go dentro de las instalaciones del Departamento de Defensa.

Pokemon Go utiliza una red de satélites GPS para generar mapas de las áreas alrededor de los dispositivos móviles que utilizan la aplicación. El Pentágono cree que esta tecnología podría ayudar a espías extranjeros a conocer la ubicación de sitios particulares de sus instalaciones, incluso de lugares secretos.

Infiltrar el juego también podría proporcionar los datos personales de los funcionarios del Pentágono, muchos de ellos con acceso a secretos militares, e información confidencial.

Curiosamente, cuando el juego se lanzó, los usuarios que viven cerca del Pentágono pudieron ver que en las instalaciones había un gimnasio Pokémon.

fuente The Washington Times

temas