Con una estrategia por demás peculiar, Nintendo ha vuelto a sorprendernos con el lanzamiento de la nueva Nintendo 2DS. “Retrocediendo” en un concepto de diseño y tecnología, la nueva portátil de la gran N se caracteriza por ser una especie de antecesora de la 3DS, ya que permitirá jugar los mismos títulos pero sin incluir la opción de hacerlo en 3D.

Algo que ha llamado la atención (aún más) de los especialistas, es su curioso diseño enfocado más hacia el mercado de las tabletas que al de las consolas portátiles, por lo que resulta interesante pensar en cómo será la interacción del dispositivo en manos de los niños más pequeños.

La consola cuenta con dos pantallas prácticamente del mismo tamaño, y dos cámaras con la que los usuarios podrán capturar fotografías o grabar vídeos en 3D, el cual no se podrá reproducir en el aparato pero podrá ser exportado en una memoria SD para ser visto en la 3DS (?).

Con una carcaza “fija”, es decir, que no podrá doblarse para reducir su tamaño, la 2DS busca asimilar la experiencia del usuario a la que se tiene con una tableta, claramente con miras a insertarse en ese mercado que cada día atrae a más personas.

Nintendo-2DS-02

En palabras de Scott Moffitt, ejecutivo de marketing de la compañía, esta apuesta no representa para Nintendo un retroceso sino “encontrar la forma de llegar a un punto de precio que fuera más accesible para nuestros consumidores”. Y es que desde hace algún tiempo el futuro se ve desolador para la firma japonesa, pues sus ventas han empeorado desde el lanzamiento de la Wii-U, que no logró llegar ni a la mitad de las ventas de su predecesora Wii, por lo que ha apostado por reducir el precio y ofrece su modelo de 32GB por 299.99 dólares, casi 50 dólares menos que en su lanzamiento, cuando se vendía por 349.99.

Y es ahí, en el precio, en donde probablemente se encuentre también el punto fuerte de esta estrategia con la 2DS: 129.99 dólares (40 dólares menos que la 3DS) será el precio de venta a partir de su fecha de lanzamiento, fijada para el próximo 12 de octubre, a la par de la salida de Pokemon X y Y. Tendrá la posibilidad de correr los juegos de la actual generación y de la antigua DS, y se presentará en dos colores: azul y rojo.

Habrá que estar al tanto de los primeros reportes de ventas y de reseñas por parte de los usuarios, ya que podríamos estar ante una de las estrategias más brillantes de los últimos tiempos por parte de Nintendo, o bien estaremos presenciando una más de sus derrotas.

fuente Nintendo

temas