¿Logrará emular el éxito de su antecesor?

Para algunos, Dong Nguyen -el creador del polémico Flappy Bird– es un tonto con suerte, para otros es un genio incomprendido. Lo cierto es que el éxito que obtuvo con Flappy Bird (que fue promocionado como el juego más difícil de la historia) es muy complicado de emular, con incontables parodias, homenajes y descaradas copias, incluso un par de versiones mexicanas, una inspirada en el papalord Peña Nieto y otra en el superhéroe local Ultra Pato.

A pesar de que Nguyen intentó repetir el éxito con Swing Copters, otro dificilícimo juego que lanzó meses después del éxito de Flappy Bird, ahora regresa con una nueva propuesta: y repite la mecánica que lo llevó a la fama mediática: un juego imposible de pasar.

Se trata de Ninja Spinki Challenges, un juego que, a diferencia de Flappy Bird, es más amigable al tener una dificultad progresiva, y nos permite llevar a un pequeño ninja por 6 diferentes retos (todos muy parecidos entre sí) en los que tenemos que esquivar diferentes obstáculos (gatos, ninjas gordos, minas, balas de cañon, etc). Cada reto es complicado y requiere usar de forma particular la pantalla de nuestro teléfono.

Si se logra superar uno de los retos, se desbloquea automáticamente una versión infinita de los mismos, que permite subir en línea récord imposibles para impresionar a nuestros amigos.

Este es, sin duda, el juego más ambicioso que ha desarrollado Nguyen, y en mi opinión el mejor. Si quieres darle una oportunidad al adictivo Ninja Spinki Challenges puedes descargarlo de forma gratuita para iOS y Android.

fuente Google Play

temas