Luego de años de juicio, las autoridades neoyorquinas han dado la razón a Take-Two.

Después de dos años de haber impuesto una demanda en contra de Take-Two por, supuestamente haber robado su imagen para un personaje de Grand Theft Auto V, Lindsay Lohan resultó no haber tenido la razón, pues, finalmente la Suprema Corte de Nueva York ha decidido en apuntar los dedos a favor de la compañía.

La Suprema Corte pronunció que ni la estrella de Hollywood ni la actriz Karen Gravano fueron objeto de inspiración para los personajes que aparecen en la historia del juego de Rockstar Games, como la rubia Lacey Jones, a pesar de todos los parecidos físicos y algunas situaciones que se asemejan a la vida de la actriz y a pesar de la evidencia que Lohan presentó.

Lindsay Lohan acusaba a Take-Two y Rockstar Games debido a sus similitudes con Lacey Jones
Lindsay Lohan acusaba a Take-Two y Rockstar Games debido a sus similitudes con Lacey Jones

El hecho que justifica esta decisión tiene que ver con que Take-Two nunca hizo uso del nombre de Lindsay Lohan en el juego, nunca la utilizaron como actriz para sesiones de motion capture o voz, o publicaron alguna fotografía que tuviese que ver con ella o sus familiares.

También explican que todas las situaciones presentadas en Grand Theft Auto, el lenguaje, la historia o los personajes, combinándose con el libre albedrío que los jugadores tienen en su mundo al tomar el control, forman en conjunto una obra de ficción y sátira.

¿Ustedes qué opinan?

vía Polygon

fuente Suprema Corte de Nueva York

temas