El polémico fundador de Mega dio a conocer la noticia dentro de su participación en el ciclo de conferencias unBound Digital que se llevan a cabo en Londres.

El empresario de origen alemán Kim Dotcom, actualmente radicado en Nueva Zelanda, indicó que ha gastado toda su fortuna en el proceso legal en el que se le acusa de infringir leyes internacionales de derecho de autor. Lo anterior sucedió durante en una conferencia que se realizó en Londres, a la que acudió de forma virtual vía Skype.

Dotcom señaló que, no sólo se encuentra en bancarrota, sino que el equipo de abogados que lo apoyaba renunció a seguir defendiéndolo al informarles de su situación financiera.

“Mi equipo legal ha renunciado después de que se agotó mi dinero. Gasté mis últimos 10 millones de dólares en mi defensa. Este problema ha agotado todos mis recursos, señaló el empresario.

La noticia viene a explicar por qué, a mediados de este año, el fundador del extinto Megaupload ofreció de manera desesperada 5 millones de dólares a quien pudiera entregarle información que lo ayudase a desbaratar el caso judicial por el que se le acusa.

Actualmente Schmitz, verdadero apellido de Dotcom, enfrenta cargos de crimen organizado, piratería, conspiración para infringir derechos de autor y lavado de dinero. A pesar de que Kim Dotcom lanzó el año pasado a Mega, un portal para compartir archivos de forma encriptada que actualmente vale 210 millones de dólares, el empresario sostuvo en la conferencia que él no posee acciones de Mega.

Dotcom también dijo que es muy probable que regrese a la cárcel, ahora que ya no cuenta con una forma de financiar su defensa, aun así se dio tiempo para despedirse con una broma:

“Si vuelvo a ir a la cárcel, envíenme tarjetas… tarjetas con fotos de gatos.”

fuente Bussines Insider

temas