El gobierno de Nueva York es el primero que acepta que se pueda enviar una solicitud de divorcio por medio de la red social de forma legal.

Ellanora Baidoo, una mujer de 26 años originaría de Ghana y que actualmente vive en Brooklyn, lleva mucho tiempo intentando entregar una solicitud de divorcio a su todavía esposo, Victor Sena Blood-Dzraku, a quien sólo conseguía localizar a través de Facebook. Desesperada, ella y su abogado decidieron pedir al estado de Nueva York que la solicitud de divorcio pudiera entregarse por medio de la red social.

De acuerdo con el abogado de Baidoo, la unión fue sólo por el civil y nunca fueron una pareja formal, debido a que no vivieron juntos, ni “consumaron” la relación de pareja por que Blood-Dzraku no cumplió con su promesa de casarse en Ghana en un rito religioso. El marido se encuentra desaparecido desde hace varios meses, sin un domicilio fijo, comunicándose con Baidoo sólo a través de Facebook, en donde le ha indicado que no tiene intención de ir a realizar el tramite de divorcio.

El escurridizo Victor Sena Blood-Dzraku
El escurridizo Victor Sena Blood-Dzraku

Después de saber los pormenores del caso, Matthew Cooper, juez de la Suprema Corte de Justicia del estado de Nueva York, legalizó el pasado 27 de marzo que Blood-Dzraku pudiera recibir la demanda de divorcio a través de un mensaje privado de Facebook.

Cooper argumentó que, en vista de la importancia que las redes sociales han alcanzado en los últimos 10 años, es innegable que son un medio de comunicación que debe de considerarse como una forma de comunicación pública de gran alcance que cumple con respetar el derecho que tiene una persona a ser informada en caso de enfrentar una demanda.

“La siguiente frontera en el desarrollo de la ley para la presentación de procedimientos por Internet es el uso de redes sociales como foros a través de los cuales una demanda pueda ser entregada”, indicó Cooper.

A pesar de conceder como legal la entrega de la solicitud, el juez señaló que la entrega personal sigue siendo la primera opción para llevar a cabo este procedimiento y que el uso de Facebook, u otras redes sociales, debe considerarse un recurso extremo.

 “Lo habíamos intentado todo, incluido contratar a un detective privado para encontrarlo, sin éxito”, indicó el abogado de Biadoo.

De acuerdo con Slate, el caso de Baidoo no es el primero en que un juez acepta que una solicitud de divorcio se entregue por medio de Facebook, existiendo un antecedente ocurrido en septiembre del año pasado.

Ellanora Baidoo, en su foto de perfil en Facebook
Ellanora Baidoo, en su foto de perfil en Facebook

Por el momento, Biadoo no ha conseguido cambiar su status en la red social de “casada” a “soltera”, debido a que no ha encontrado conectado a su ex pareja. Sea como sea, esto es una prueba de que Facebook está cada vez más presente en nuestra vida diaria.

vía Slate

fuente Daily News

temas