Ahora resultará más fácil y seguro comprar autos usados desde internet.

KAVAK acaba de recibir una ronda de financiamiento de 3 millones de dólares y eso la convierte en una de las startups mexicanas con las mejores rondas de capital semilla en América Latina. Esta plataforma online, liderada por Carlos García Ottati, Roger Laughlin y Loreanne García, utilizará lo recaudado para seguir renovando el proceso de compra y venta de autos usados a través de internet.

La startup la tuvo relativamente fácil al dar estadísticas contundentes: el mercado mexicano de autos seminuevos está valuado en más de 50 mil millones de dólares y existen alrededor de 5 millones de transacciones anuales. Pero también agregaron la solución al principal problema del mercado: la informalidad, la cual es combatida con su plataforma online.

KAVAK tiene la enorme ventaja de poder comprar y vender autos sin salir de casa, con cualquier dispositivo. Los vehículos, además, pasan por una minuciosa inspección de 240 puntos, desarrollada por ingenieros automotrices, quienes dice si los modelos están en perfectas condiciones. La ventaja, claro está, incluye la facilidad del papeleo, pues KAVAK se encarga desde conseguir la documentación original hasta realizar el contrato de compraventa.

Con tanta efectividad, fue normal el interés mostrados por inversionistas como Mountain Nazca, cuyo cofundador y socio director, Héctor Sepúlveda, dijo:

“En Carlos, Roger y su equipo vemos una capacidad sobresaliente para materializar uno de los modelos de negocio más atractivos, en uno de los mercados de mayor tamaño que hemos visto”.

Así que pronto podremos adquirir, de manera más fácil y rápida, autos usados en buen estado. Pero además de esta seguridad, KAVAK brinda tres meses de garantía mecánica y eléctrica gratis, así como un plazo de 7 días para devolución, en caso de no cumplir tus expectativas. Son excelentes noticias. “El mercado de compraventa de autos usados en México está listo para vivir una disrupción, y esto es lo que viene a hacer KAVAK”, concluyó Laughlin.

fuente KAVAK

Temas