Justin robot

Sus actividades pueden ir desde construir cosas hasta preparar café.

La nueva carrera espacial ha comenzado y la meta es Marte, el planeta rojo es ahora el nuevo mundo que la humanidad quiere conquistar y algunos ya tienen un plan para hacerlo. Sin embargo, cuando por fin lleguemos las cosas nos serán sencillas por muchos factores. Uno de ellos es que en Marte no habrá prácticamente nada.

Pensando en ello, la agencia espacial alemana (DRL) ha estado desarrollando desde hace más de una década un robot que le ayude a los astronautas a construir un nuevo hábitat para humanos en suelo marciano.

Su nombre es Justin puede usar herramientas, tomar y enviar fotos, atrapar objetos voladores con sus ocho dedos; también puede ver los obstáculos que hay delante de él y sortearlos, gracias a que posé cámaras de alta definición y sensores integrados en la cabeza (cómo debe ser) y un software de reconocimiento de objetos que le ayudan a limpiar y dar mantenimiento a los equipos y maquinaria que los humanos necesiten usar en Marte o transportar objetos.

Justin puede sincronizarse con computadoras y estaciones de recolección de datos. Eventualmente, podrá cargar su propia batería conectándose a una unidad de energía solar.
También puede hacer té o café, por si se lo preguntaban.

Mientras la mayoría de los rover que ha enviado la Nasa a nuestro vecino cósmico necesitan ser programados previamente y enviarle instrucciones explícitas para casi todos los movimientos; el robot de la DRL podrá realizar tareas complejas de forma autónoma, incluso aquellas que no programen, gracias a los avances de la inteligencia artificial.

No se preocupen porque el terreno rocoso destruya las ruedas del robot. DLR probó los neumáticos que usará en su misión sobre un volcán activo sin problemas.

En una prueba reciente, Justin arregló un panel solar defectuoso en un laboratorio de Munich en minutos, dirigido a través de una tableta por un astronauta a bordo de la Estación Espacial Internacional.

A la distancia en el tiempo puede no parecer mucho, pero estamos contemplando al explorador espacial del futuro.

fuente Wired

temas