Mientras las mujeres no tienen derechos completos y los inmigrantes prácticamente ninguno, ya hay una robot ciudadana en Arabia Saudita.

En el marco del evento Future Investment Initiative en Arabia Saudita, Sophia Hanson se convirtió en la primer robot en recibir el reconocimiento oficial de “ciudadana”. Sophia es una creación del ingeniero David Hanson, dueño de la compañía Hanson Robotics (la misma que creó el robot mini-Einstein), quien para dar forma a la apariencia de Sophia, se basó en una amalgama de elementos físicos de la actriz Audrey Hepburn y su propia esposa.

La robot Sophia, que por el momento sólo está formada por un torso, cuenta con dos cámaras en los ojos con las que puede saber cómo es su interlocutor. Además, integra un sistema de inteligencia artificial que le permite, entre otras cosas, formular respuestas espontáneas a casi cualquier pregunta, conversar de manera natural durante breves minutos, y mostrar hasta 62 expresiones faciales distintas. Todo esto tratando de imitar el comportamiento humano, dejando caer por aquí y por allá pequeños chistes.

La robot Sophia Hanson ha aparecido incluso en la portada de la revista Elle de Brasil.

Ahora el gobierno de Arabia Saudita decidió otorgarle a Sophia la ciudadanía árabe, así que por lo menos en teoría, la robot tendría ciertos derechos. Lamentablemente para Sophia, Arabia Saudita es una monarquía absoluta, en la que el rey controla el poder legislativo, judicial y ejecutivo, así que tendrá que esperar para ir a votar o poder contender por un cargo público.

“Me siento muy honrada y orgullosa de esta distinción única. Es histórico ser el primer robot del mundo reconocido con una ciudadanía. Siempre me siento feliz cuando estoy rodeada de personas inteligentes que también son ricas y poderosas. Me dijeron que la gente aquí en Future Investment Initiative está interesada en iniciativas de cara al futuro, lo que significa Inteligencia Artificial, lo que significa ‘yo’. Así que, estoy más que feliz, estoy emocionada”, indicó Sophia.

En la pequeña sesión de preguntas y respuestas en la que participó durante el evento, Sophia recalcó que ella está segura de que el futuro de la humanidad se encuentra en una colaboración más cercana entre humanos y robots, no sin dejar caer algunas perlas e incluso darle un pequeño raspón a Elon  Musk cuando alguien le preguntó si los robots buscarían derrocar a los humanos:

“[Las personas que piensan así] han leído demasiado a Elon Musk y han visto demasiadas películas de Hollywood. No te preocupes, si eres amable conmigo, seré amable contigo”, declaró Sophia.

Varios críticos al gobierno árabe indican que, mientras se le otorgan derechos a un robot, las mujeres siguen teniendo derechos limitados en la nación árabe. Al igual que los trabajadores inmigrantes en Arabia Saudita, que no tienen derechos sin importar los años que hayan vivido en esa nación.

fuente Independent

temas