De acuerdo con la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés) las grandes empresas discográficas obtienen más ganancias a través de YouTube por los videos subidos por fans que por los oficiales.

Con cerca de mil millones de usuarios en todo el mundo, la plataforma de YouTube es el servicio de música más utilizado a lo largo del mundo, de acuerdo con el más reciente reporte publicado por la IFPI, la organización que representa a las 1,300 compañías discográficas que existen.

El informe también señala que YouTube alerta a los titulares de derechos de autor cuando encuentra que algún usuario de su servicio esta subiendo material protegido con copyright. Lo anterior es posible gracias a un programa de nombre ContentID, el cual utiliza una base de datos para encontrar similitudes entre un video subido por cualquier usuario y los archivos cuyos derechos de autor se encuentren restringidos, de manera similar a lo que hace Dropbox.

Las compañías discográficas tienen tres opciones después de recibir la alerta de ContentID: monetizar el video, es decir pueden presentar anuncios antes o alrededor del video; bloquearlo, desde completamente hasta solo retirar el audio; o permitir que se pase sin ninguna restricción.

De acuerdo con IFPI, las compañías están recibiendo más recursos por los videos de fans que deciden monetizar su contenido que por los canales oficiales. La mayoría de ellos son versiones amateurs de canciones populares o playbacks ínfimos, pero que llegan a recibir millones de visitas, sobre todo de mercados emergentes. El reporte señala que el año pasado los ingresos para la industria provenientes de YouTube y Vevo aumentaron en 17 %.

Tom Pickett, vicepresidente de contenidos de YouTube, señaló que en los últimos años su empresa le ha pagado más de mil millones de dólares a la industria musical. El reporte finaliza afirmando que las plataformas digitales han ayudado a la venta de mercancías, discos y acetatos.

vía The Star

fuente IFPI

temas