Gene Bransfield, investigador especialista en seguridad informática, alteró un collar con GPS diseñado para ubicar mascotas y lo convirtió en un dispositivo que puede mapear todas las redes inalámbricas abiertas o vulnerables del vecindario.

El resultado es WarKitteh, un collar de menos de 100 dólares equipado con un chip Spark Core, GPS, tarjeta Wi-Fi, batería y su propio firmware. El sujeto experimental fue la gata “Coco”, quien logró geolocalizar 23 redes Wi-fi vulnerables de las cuales, la tercera parte no estaban protegidas o usaban una contraseña WEP, muy fácil de descifrar.
Este descubrimiento será presentado hoy durante la conferencia Hacker DEF CON que se lleva a cabo en las Vegas Nevada. Su creador señala que el collar no representa ningún riesgo y que es un dispositivo creado específicamente para entretener a la audiencia.

“Mi intención no es mostrarle a la gente en dónde conseguir Wi-Fi gratis. Puse algo de tecnología en un gato y lo dejé rondar por ahí porque la idea me divertía. Pero los resultados de esta investigación felina fueron que existen más redes abiertas y/o encriptadas con WEP que las que deberían haber en pleno 2014″

Bransfield señala que este experimento sólo es exitoso utilizando gatos como cazadores de redes, ya que al intentarlo con perros, estos no llegaban muy lejos sin necesitar del estímulo y compañía de sus dueños, sólo la independencia de los gatos funciona para la tarea.

warkit2t

fuente Wired

temas