David Lowery encabeza una demanda por 150 millones contra el servicio de streaming.

El músico David Lowery, integrante de Cracker, presentó una demanda contra Spotify porque la empresa distribuye contenido de su propiedad de manera ilegal. A esta demanda se han sumado unas 100 personas más que comparte la frustración de Lowery con el servicio de streaming.

El músico alega que Spotify causa “daño sustancial y lesiones a los dueños de los derechos” al no tener intencionalmente las licencias apropiadas para la reproducción y distribución de compositores propietarios de sus derechos de autor. En la demanda, Lowery dice que tienen y usan canciones de su banda. Lowery señaló que Spotify tiene una reserva de entre 17 y 25 millones para pagar regalías pero que nunca han pagado.

No es la primera vez que Spotify se enfrenta a una demanda relacionada a derechos de autor. En 2013 Ministry of Sound demandó a Spotify por  negarse a borrar listas de usuarios que copiaban las recopilaciones que ellos hacen. Ese caso se resolvió por fuera. Este año, Victory Records acusó a Spotify de pagar menos regalías de lo acordado a los artistas.

Además, la empresa se encuentra ahora en una disputa con la National Music Publishers Association por no llevar adecuadamente el registro de la paga de regalías. La semana pasada Spotify aceptó que tiene problemas manejando las regalías y que está dispuesto a trabajar con la NMPA para realizar un sistema comprensivo de administración para pagar a los artistas y distribuidores.

fuente Billboard

temas