El parlamento ruso aprobó una nueva ley que obliga a los bloggers de ese país con más de 3,000 visitas diarias a registrar nombre, apellido y correo electrónico en una lista oficial del gobierno.

Parece que la censura en Internet es el pan nuestro de cada día, pues desde hace unos años a la fecha los gobiernos de todo el mundo buscan poner restricciones en el uso libre de este servicio. Ahora, la Duma Estatal de Rusia (equivalente a la cámara de diputados de México) aprobó una nueva ley que condiciona a los propietarios de blogs con cierta popularidad (3,000 visitas diarias) a registrarse y acatar ciertas restricciones.

La nueva ley impone un registro a los bloggers de Rusia, quienes deben de proporcionar sus datos personales a una agencia gubernamental que, de no encontrar motivos para negarles el uso de la red, les otorgará el permiso de uso denominado Internet user called blogger, mismo que les permitirá publicar contenido en la red, aunque de manera limitada. Junto con lo anterior se informó que queda prohibido en ese país publicar datos personales de terceros, pornografía, lenguaje obsceno e información falsa. A todos aquellos que no se registren o incumplan con las restricciones, se le impondrán multas (desde 250 dólares hasta 8,000 dólares) y se les suspenderán sus sitios web.

Organizaciones relacionadas con la libertad de expresión y los derechos humanos, como Human Rights Watch, ya han levantado al voz en contra de las medidas tomadas en Rusia.

*Foto: Jason Eppink

vía RT

fuente Human Rights Watch

temas