La Unión Europea busca impedir que la compañía se convierta en un monopolio de la publicidad en la red.

En la madrugada de este día, el Parlamento Europeo aprobó (con 384 votos a favor, 174 en contra y 56 abstenciones) una propuesta que busca solicitar a Google que se divida en dos compañías claramente diferenciadas. Con esto se busca volver independiente al motor de búsqueda de los servicios comerciales que ofrece.

De acuerdo con los argumentos de los eurodiputados, la medida es una forma de favorecer a los consumidores en la red, debido a que intenta evitar que Google favorezca a su propio servicio comercial afectando a los competidores, así como dejar en claro a los consumidores que existe un interés comercial en muchos de los resultados que aparecen cuando se usa el buscador.

Aunque la propuesta escrita no se refiere en ningún momento a Google por su nombre, las participaciones de los eurodiputados si mencionaron a la empresa de Mountain View claramente.

“Google da un trato preferencial a sus servicios comerciales. Tiene el 90% del mercado en muchos países europeos y las empresas están perdiendo ingresos y se está despidiendo a la gente como consecuencia de eso. No estamos en contra de Google ni de ninguna otra compañía estadounidense. Estamos en contra del monopolio”, expuso Ramon Tremosa, eurodiputado catalán.

A pesar de que se aprobó la moción, la iniciativa no es vinculante y por tanto no es obligatorio que el gigante tecnológico acepte la propuesta. Sin embargo, este hecho muestra el claro deterioro de la relación entre Google y los representantes de la Unión Europea.

fuente El País

temas