Ya hay más de 100 denuncias por robo de información en las líneas 1, 3 y 7 del STC Metro.

Metro de la Ciudad de México con wifi

Esta nota debería llamarse “Gente mayor descubre cómo funcionan las conexiones de WiFi públicas”, porque es lo que acaba de pasar en la Ciudad de México, en donde miles de capitalinos -muchos de ellos ya mayores- se conectan a internet a través de la red gratuita de WiFi que recientemente colocó el Sistema de Transporte Colectivo Metro y que, como era de esperarse, han comenzado a generar denuncias por robo de datos.

De acuerdo al periódico Publimetro, a la fecha se han registrado más de “100 denuncias y quejas por uso indebido, robo o fuga de datos personales de los usuarios que han utilizado este servicio en la red de transporte público” en las Líneas A, 1 y 3, incluida una por el robo de 20 mil pesos a través de un retiro ilegal a través de la app de un banco, instalada en un teléfono que navegó en las redes públicas del metro.

“Me llegaron dos cargos a mi tarjeta de al menos 20 mil pesos que, por supuesto, yo no hice. Reclamé al banco inmediatamente; sin embargo, el asesor me dijo que posiblemente se trató de una fuga de datos personales o un virus que obtuve cuando me conecté a la red de WiFi del Metro”, sostuvo durante una entrevista Miriam Sánchez, quién se conectó a la red para navegar por sus “redes sociales”.

Cualquier internauta constante y medianamente responsable te dirá que nunca te conectes a una red pública si en tu equipo guardas información “sensible”, como tus aplicaciones bancarias, incluso las mismas aplicaciones (en los términos y condiciones que nadie lee) te lo recomiendan (o deberían hacerlo).

BKO Security, la empresa que maneja los datos de los usuarios que se conectan al WiFi del Metro, específica en sus términos y condiciones que tiene derecho a “utilizar, tratar, recolectar, procesar, almacenar información, incluidos los envíos por correo electrónico y telefonía celular de cada usuario”.

¿Para qué usa esos datos? Bueno, en febrero de este año les contábamos que BKO Security “se encargará de vender publicidad que será visualizada por los usuarios del internet del Metro, asegurando que entregarán una parte de los ingresos al Metro”. De acuerdo a Publimetro, una de las quejas que más se repiten entre los Wiferos (que aceptaron haberse conectado al internet del metro sin leer los Términos y Condiciones) es la de “recibir diversas promociones, a través de las redes sociales, correo y otras cuentas, sobre sus gustos personales”.

“Sabemos que es igual que las demás aplicaciones que descargamos: aceptamos las condiciones y tenemos derecho a usarla, pero no tengo idea de lo diga el formato”, dijo Alfredo Hernández, usuario de la Línea 3.

Pero eso no es del todo cierto, porque para acceder al servicio tienes que dar tu nombre, e-mail y teléfono. Es decir: entregar datos personales. Y si dentro de la red pones alguna contraseña, escribes un tuit, comentas una publicación, BKO Security procesará toda esa información. Así que, es cuestión de lógica pensar que alguien más puede ver tu información personal, pero no por ello está bien.

El presidente de la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción de la Asamblea Legislativa, Ernesto Sánchez Rodríguez, exigió a las autoridades del STC Metro blindar a los usuarios ante un posible robo de datos por uso del WiFi en la Línea 7.

“Nos preocupa que se alteren los términos de aceptación de los usuarios a la red de información que tienen; el Metro y la empresa deben garantizar el pleno resguardo de la información privada”, indicó el diputado y aseguró que solicitó a AT&T, proveedora del Internet del Metro de a conocer el protocolo de “la protección de datos personales en este tipo de casos”.

AT&T aseguró que sólo proporciona la tecnología para conectarse y se da mantenimiento a la red WiFi de las líneas 1, 3 y 7, pero que no tiene acceso a “la información ni está cargo de su gestión, almacenaje ni seguridad”.

Por cierto, la red AT&T del Metro funciona perfecto con quienes ya cuentan con su servicio, pero para los clientes de Telcel les va a resultar imposible conectarse ¿es acaso una forma de presión? Es México, así que debemos pensar lo peor.

En respuesta a la nota de Publimetro, el STC Metro respondió que “ningún usuario se ha quejado por el robo de datos personales”. Pero indicó que la usuaria a la que le robaron 20 mil pesos sólo reportó  “una conexión inmediata” y nunca reportó el robo de información. Eso sí, invitó “a denunciar cualquier irregularidad detectada ante las autoridades correspondientes”.

“De igual forma, el STC atendió la solicitud de la H. Comisión de Transparencia y Combate de la Corrupción de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y en su momento se informaron las medidas de seguridad que se realizan para garantizar la seguridad de los usuarios que utilizan la red WiFi. La privacidad y la seguridad de los datos personales de las y los usuarios que acceden al servicio de internet WiFi gratuito es muy importante para nosotros, es por ello que para acceder a la red cada usuario deberá aceptar los Términos y Condiciones y el Aviso de Privacidad, los cuales pueden consultar previo al registro o el la páginas Web, esto garantiza los derechos conforme a la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares de las personas que utilizan el servicio. Aunque es una red pública, se utiliza un sistema seguro de autenticación garantizado por AT&T, BKO Security y el STC, ya que debemos de garantizar de quien decide conectarse a ella”.

“Debemos de garantizar de quien decide conectarse a ella”, indicaron. O sea, ¿debemos entender que si se conecta un pederasta que tiene fotos de sus crímenes en su equipo lo van a detener lo más pronto posible? o si un terrorista va mandando mensaje sobre un posible atentado en la Línea 1 ¿lo van a detener? Uno supondría que sí, y que con estas líneas están confirmando que sí se quedan con tus datos para “conocer quién se conecta”, pero sabemos que habrá una grieta en los Términos y Condiciones (que nadie lee) que les permita salirse con la suya y decir que no están obligados a saber quién se conecta cuando así lo necesiten.

fuente Publimetro

temas